Ciudad | ElDía desde Cero | Guillermo Guastavino | Hospital Centenario | Juan José Bahillo | Martín Piaggio

El Piaggismo asume la conducción de una nueva etapa en la salud pública local 

Tras confirmarse la salida de Hugo Gorla del Hospital Centenario, ahora se oficializó el recambio de autoridades en el Centro de Salud Baggio y en el Juan José Franco. El espacio del intendente Martín Piaggio tiene por delante una oportunidad inmejorable. El desafío es grande.

Luciano Peralta

El viernes pasado ElDía adelantó lo que el lunes se confirmaría oficialmente: después de casi 15 años al frente de la Dirección del Hospital Centenario el doctor Hugo Gorla se jubilará. Su salida tiene fecha. Será el 1º de marzo.

La jubilación del médico urólogo marca una bisagra, probablemente en el estilo y en las prioridades en cuanto a la gestión del nosocomio más importante del sur entrerriano –y uno de los cuatro más grandes de la provincia–, pero, sobre todo, en lo político. Con la salida de Gorla se materializa el cierre de una etapa marcada por la conducción del ahora exsenador (2007 – 2019) y exvicegobernador (2003 – 2007) Pedro Guillermo Guastavino.

La pésima relación entre “Pemo” y el intendente Martín Piaggio, que poco se molestaron por ocultar desde que el incipiente piaggismo se propuso gobernar la ciudad, se tradujo, entre otras cosas, en la disputa por los lugares de toma de decisiones durante los últimos cuatro años. El Centenario, el más importante. Por magnitud, por presupuesto, por capacidad de gestión. Eso está claro. Pero en medio de la pulseada política también quedaron los centros de salud provinciales que funcionan en la ciudad: el J.J. Franco y el Juan Baggio. Éste último con mucha más exposición –política y mediática– por quien fue su director hasta hace apenas unos días, el doctor Jorge Roko, muy crítico de Piaggio y su rival en las últimas PASO.

En este marco, Juan Boari –médico y concejal del Frente de Todos– este martes se reunió con el intendente Piaggio para comenzar a desandar el camino hacia el 1º de marzo. Como publicó ElDía, en el nuevo directorio del Centenario Boari estará acompañado por la licenciada en Enfermería y pieza clave en la Dirección de Salud municipal Keila Heidenreich, y por el ex director del hospital y aliado político del oficialismo, Enrique Ghiglione. Con este último, el Intendente se reunirá en los próximos días.

Todavía hay muchos aspectos que resolver. No está definido si Boari continuará en su banca o la misma será ocupada por la referente trans Manu González, lo que sería toda una novedad. Pero, al menos desde el punto de vista legal y sin entrar en cuestiones éticas, las funciones no serían incompatibles. De hecho, Jorge Roko fue concejal y director del Baggio durante el segundo mandato del intendente Juan José Bahillo (2011 – 2015).

Más allá de esto, pero con estrecha relación con todo lo anterior, este martes se oficializaron también los recambios de autoridades en los dos centros de salud que dependen del Ejecutivo provincial. Roko dejó el Baggio y en su lugar asumió el ex director de Desarrollo Humano municipal, Juan José Cuenca.

El gerontólogo se presentó ante los trabajadores de la institución de la zona sur y ya comenzó a ordenar la transición. “Me enteré de la noticia la semana pasada, y cuando viajé a Paraná me dijeron que Jorge Roko también estaba notificado de esta decisión”, contó en diálogo con ElDía desde Cero.

Centro de Salud Baggio.jpg
Juan José Cuenca asumió en el Centro de Salud Juan Baggio
Juan José Cuenca asumió en el Centro de Salud Juan Baggio

“Hicimos una reunión de equipo, nos presentamos con todo el personal, y estuvimos charlando sobre los objetivos a medianos plazo. Fue una recepción muy buena, con muchos de los trabajadores ya nos conocíamos. Se nota que hay muchas ganas de trabajar”, destacó. Y adelantó que llevará a cabo una auditoría “para ver cómo recibimos la institución”.

Lo mismo pasó en el Centro de Salud J. J. José Franco, en la zona norte. El odontólogo Hernán Fiorotto (41), quien trabaja para el Municipio desde 2011 y, entre otras cosas, estuvo a cargo del programa “Gualeguaychú Sonríe”, tomó posesión del efector de La Cuchilla. Lugar que hasta ahora ocupaba la doctora Natalia Wessolowski, quien continuaría trabajando en la institución, según contó el propio Firotto a ElDía.

Si bien en la campaña 2015 tuvo mayor participación, en el último tiempo Fiorotto, que tiene estrecha relación con el Intendente “desde chicos”, se ha dedicado prioritariamente a su trabajo en el ámbito privado, por lo que no tiene la exposición de los funcionarios públicos. “Martín me convocó, me interesó mucho el proyecto del Franco desde el primer momento, sobre todo el desafío de trabajar en conjunto la parte provincial y la parte municipal”, manifestó el nuevo funcionario.

Sin dudas, comienza una nueva etapa en la salud pública de la ciudad y del departamento. El piaggismo tiene, por fin, lo que anheló durante muchos años. Aunque hoy las preguntas son más que las concreciones –¿qué pasará con el centro de salud provincial Carlos Artusi, de Pueblo Belgrano, cuando cambien las autoridades de las que depende?, por ejemplo–,lo cierto es que el espacio del intendente Piaggio tiene por delante una oportunidad inmejorable. El camino Nación –con Ginés González García como referencia– Provincia y Municipio está más allanado que nunca. El desafío es inmenso. La oportunidad también. Y, sobre cualquier definición política, no hay que perder de vista que nada menos que la salud de toda una población está en juego.

Dejá tu comentario