Ciudad | carnaval | Covid-19 | Economía | Fiesta del Pescado y el Vino

El riesgo de una segunda pandemia económica si no hay eventos masivos en Gualeguaychú

Los festivales privados que tenía previsto la ciudad ya fueron cancelados, el carnaval prende de un hilo e incluso hay incertidumbre con la Fiesta del Pescado y el Vino, más allá de la esperanza del gobierno y de los prestadores turísticos de que la pandemia cese antes de que sea demasiado tarde.

Por Rodrigo Peruzzo

La primera certeza para el sector turístico es que el Festival de la Gastronomía y la Cerveza Artesanal, que debió realizarse del 9 al 12 de abril, y la Expo Moto, que tenía lugar el fin de semana largo de noviembre, no tuvieron ni tendrán su edición 2020.

Así lo confirmó a ElDía Alejandro Watters, uno de los organizadores de ambas fiestas que ya se han ganado un lugar en el calendario de los gualeguaychuenses. “La pandemia nos ha dejado sin fuerza, nos partió a la mitad. Teníamos todo armado para abril, habíamos contratado y señado a los artistas, y todo eso quedó pendiente”, precisó Watters, que pese a suspender el Festival de la Cerveza se aventuró junto a Celina Donaq a planificar la Expo Moto para noviembre, pero el Covid-19 no cesó su marcha y tuvieron que darse por vencidos también con el evento que congregó el año pasado más de 50 mil personas y unas 17.000 motos.

expo moto 2019 (3).jpg
<p><em><strong>La Expo Moto estaba planificada para el fin de semana largo de noviembre, pero ya fue cancelada.</strong></em></p>

La Expo Moto estaba planificada para el fin de semana largo de noviembre, pero ya fue cancelada.

“El virus nos puso en una quietud gigante cuando parecía algo de unos días”, dijo el productor, que contó que “habíamos empezado a armar la fiesta, vendimos full tracks, publicidad, stands y con eso íbamos armando la logística, fuimos contratando artistas y comprando cosas, pero tuvimos que empezar a devolver todo”.

Lamentó que “por más que quisiéramos ponernos a trabajar no podemos porque también está la situación económica, y no sabemos cómo van a estar las marcas”. Explicó que “nosotros dependemos pura y exclusivamente de todos los auspiciantes que vienen a la Expo y hoy por hoy ninguno de los sponsor que estuvieron el año pasado tienen certidumbre, ninguno está trabajando, el sector de las motos se ha caído un montón, no hay consumo”.

Para colmo, “la pandemia detuvo a los viajeros, a toda la gente que son nuestros visitantes”, dijo el organizador completando el duro panorama que obligó a suspender el evento.

Watter.jpg

Pese a las frustraciones, “ahora estamos trabajando, en intenciones más que nada, de lo que va a ser Expo Moto Mercedes, tenemos que empezar con el armado para marzo del 2021”, adelantó el productor.

¿Es posible un turismo con distanciamiento social?

“Puede ser que haya un turismo con cuidados pero no movería la aguja, sería una aspirina contra una enfermedad monstruosa”, planteó Watters. “No me imagino un turismo local o regional sin que se vaya el virus o esté la vacuna, dependemos de las grandes ciudades, que venga gente de Buenos Aires, de capital, de Córdoba y del resto del país”, argumentó.

Puede ser que haya un turismo con cuidados pero no movería la aguja, sería una aspirina contra una enfermedad monstruosa

“A Gualeguaychú entra mucho dinero por el turismo, y sin eso vamos a estar muy complicados el año que viene”, dijo con certeza, y alertó que sería una golpe muy fuerte que no haya carnaval. “El carnaval tracciona mucho y si no está va a ser cercano a una catástrofe. Deseo de todo corazón que esto pase y que se pueda hacer, porque es muy complicado tratar de armar algo con protocolos y restricciones”.

Corsódromo2.jpg

Por último, Watters planteó que cuando pase el virus “tenemos que volver con más fuerza, trabajar para soñar y realizar la ciudad turística, y que el carnaval sea el motor con más tracción para que sea un evento de nivel internacional, que pongamos nuestra mentalidad en que el turismo es la empresa más importante en el mundo, y la que más equitativamente distribuye los ingresos”.

La pregunta de los mil millones: ¿habrá Carnaval?

Queda claro que sin el evento más importante de la ciudad, la temporada estará perdida, eso lo saben incluso sus más fervientes detractores. Pero, en este panorama, ¿es posible reunir a miles de personas, realizar carrozas, confeccionar cientos de trajes, cerrar sponsors y todo lo que conlleva la organización del espectáculo? Parece difícil.

Al respecto, Ricardo Saller, nuevo presidente de la Comisión, expresó a ElDía que los cinco clubes tienen la intención y las ganas de hacer el Carnaval, y cada uno presentó un posible formato que están estudiando, pero que no depende de ellos solamente.

Hay muchos factores que debemos tener en cuenta, el principal es la situación sanitaria. Esto es muy cambiante, hay que ver cómo llegamos, si merman o si aumentan los contagios. Es fundamental que pasa a nivel nacional, provincial y municipal. Si no tenemos las reglas claras debemos esperar, por eso decidimos tomarnos el tiempo que sea necesario en la comisión”, planteó Saller.

El representante de O’Bahía destacó que el otro punto fundamental es el económico. “Sabemos que la economía va a estar resentida en todos los sectores. Debemos analizar muy bien los números, de eso depende si lo vamos a poder hacer y cómo, si es con o sin distanciamiento, la cantidad de personas que van a poder ingresar y de que zonas”, afirmó, y acotó que “la mayoría de nuestros espectadores vienen del AMBA, si no podemos contar con esa gente va a ser imposible”.

corsódromo (4).jpg
<p><em><strong>La logística del corsódromo costó la temporada pasada 2,6 millones por noche.</strong></em></p>

La logística del corsódromo costó la temporada pasada 2,6 millones por noche.

El presidente aseguró que no descartan nada de plano. “Vamos a usar la cabeza y la imaginación para ver cómo hacerlo, pero hay un costo fijo que es una cifra importante, tenemos que garantizarnos los CINCO clubes al menos no perder plata”, planteó.

Detalló que el monto que requirió la comisión para poner en funcionamiento el Corsódromo el año pasado fue de 26 millones de pesos en el acumulado de las diez noches. “Salgan 3, 4 o 5 comparsas tenemos que afrontar ese costo”, marcó Saller, a la vez que reflexionó que “si nosotros hacemos una patriada e invertimos sacando préstamos y en diciembre hay un rebrote de Covid todo ese dinero no lo podríamos recuperar”.

En la misma línea, dejó en claro que “analizaremos que es lo más beneficioso para los clubes. Tenemos claro que no vamos a empeñar los patrimonios, porque el dinero es de los socios. Si nosotros hacemos una mala inversión en el Carnaval, los socios tendrían todo el derecho de decirnos que somos unos inútiles porque no hemos defendido los intereses del club, y no me gustaría eso”.

en la ciudad quedaron mil millones de pesos por la cantidad de gente que movió el Carnaval

Los dirigentes del espectáculo son conscientes de todo lo que significa no hacerlo, y del golpe económico que significaría para la ciudad. “Está comprobado que el 80% de la gente que viene a la ciudad va al Carnaval. Nosotros queremos ser solidarios con la ciudad, pero realmente no tenemos las reglas del juego claras”, indicó Saller, y estimó que “en la ciudad quedaron mil millones de pesos por la cantidad de gente que movió el Carnaval, más todos los puestos de trabajo que generó”.

¿Cuándo se define si se hace o no? Probablemente en septiembre. En esa fecha se volverá a juntar la comisión, y “es la fecha límite” para hacer las comparsas. “Por ahora esperaremos, si nosotros nos apresuramos podemos tomar una mala decisión, ya sea por sí o por no”, concluyó el presidente.

La Fiesta del Pescado y el Vino, otra incógnita

El festival organizado por el municipio se transformó rápidamente en un evento clave para la ciudad en enero, congregando a miles de vecinos y a los primeros turistas que arriban en la temporada estival.

Fiesta pescado y vino.jpg
<p><em><strong>La Fiesta del Pescado y el Vino aún no está en la agenda del gobierno.</strong></em></p>

La Fiesta del Pescado y el Vino aún no está en la agenda del gobierno.

ElDía consultó a Pía Gavagnín, una de las encargadas de la organización de la fiesta, quien aseguró que “aún ni siquiera hemos abordado el tema, no nos hemos planteado si hacerla o no”. Aclaró que la mayor voluntad del gobierno es que se pueda realizar, y “que lo puedan disfrutar más de 30.000 personas por noche como la edición pasada”.

"la primera edición la organizamos en un mes y medio, por lo que tenemos la capacidad, si se define precipitadamente, de realizarla"

Opinó que “es imposible saber que va a pasar, no me animo a hacer futurología o dar definiciones”. Contó que a esta altura el año pasado teníamos varias cosas cerradas pero otras no”, y destacó que “la primera edición la organizamos en un mes y medio, por lo que tenemos la capacidad, si se define precipitadamente, de realizarla”.

El anhelo del Gobierno

El intendente Martín Piaggio deseó “tener un verano en plenitud", y dijo a ElDía que definir algunas cuestiones ahora “sería una locura”. “Muchas cosas planificarlas hoy es hacer futurología y no nos gusta. Vamos a trabajar en nuevos protocolos y uno espera que la situación se enderece", afirmó el jefe comunal.

En ese sentido, precisó que "en una primera instancia nos vamos a preparar para un turismo más regional, y luego para una apertura más general".

Contó que "ha pasado en Europa tras unos meses que los países que tienen fuerte perfil turístico han abierto sus puertas", e indicó que "en Gualeguaychú, con todos los cuidados, tenemos que ir en ese camino, esperando que la pandemia pierda vigorosidad".

"Sabemos que hay muchos eventos de masividad, pero tengo expectativa que se puedan hacer y que el verano sea pujante para Gualeguaychú", concluyó el intendente, resumiendo el deseo de todo el sector turístico.

Dejá tu comentario