Me-Gusta-960x120-CARO
Provincia |

El SOMU se declaró en estado de alerta permanente por el conflicto con los lancheros

El Somu, Seccionales Campana y San Fernando, junto al Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, realizaron una denuncia por el incumplimiento de los CCT vigentes que encuadran la actividad.

El reclamo fue por la situación de los marineros que tienen a su cargo las lanchas escolares en la zona de Villa Paranacito y que dependen del Consejo General de Educación de la Provincia.

Cabe destacar que el de las lanchas es un problema de larga data en la zona. Se trata de embarcaciones de la década del 60 que suelen presentar problemas mecánicos y que, según gente que conoce del tema, deberían estar fuera de circulación.

Las lanchas son el principal medio de transporte que tienen los chicos en zona de Villa Paranacito y sus alrededores, a excepción de aquellos que viven en el casco urbano. El resto se movilizan en lanchas que recorren varios kilómetros al día para traer y llevar a los chicos a escuelas que están a la ribera de cursos de agua.

Los reclamos por el estado de las embarcaciones son permanentes, a los que se suma ahora la escala salarial del personal que los tripula. El fin de semana, dirigentes del Somu de Campana y San Fernando, visitaron Villa Paranacito para dialogar con los trabajadores e interiorizarse sobre la situación de los mismos.

Asimismo, el Sindicato de Obreros Marítimo comunicó que realizaron “la correspondiente denuncia por el incumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo que encuadra la actividad y qué ante la falta de respuestas por la parte patronal, estas instituciones se declaran en Estado de Alerta Permanente. Fuimos pacientes por más de 30 días al llamado del dialogo, pero los entes involucrados desconocen los derechos de los trabajadores, y estos gremios no están dispuestos a resignarlos”.

El reclamo señala que “está referido a trabajadores dependientes del gobierno de la provincia de Entre Ríos y que prestan servicios en la lancha de pasajeros en la zona de Islas del Ibicuy y aledaños, transportando alumnos a las escuelas, además de prestar servicios de marinería en las ya mencionadas lanchas. El reclamo se relaciona al incumplimiento del convenio colectivo de trabajo aplicable, donde en el artículo tercero se detalla que el personal (ambos sexos) de marinería y maestranza que contempla distintas categorías, y son embarcados en los buques y lanchas de itinerario fijo, son beneficiarios por el mismo convenio”.

En lo que refiera a zona de aplicación “el presente CCT se aplicará desde el Puerto de La Plata hasta el Delta Entrerriano, quedando claro que todos los tripulantes de lanchas de pasajeros en la zona mencionada que asisten llevando estudiantes/docentes a las escuelas de islas, vecinos, a la comunidad, nunca fueron tenidos en cuenta, menos incluidos en su rubro/actividad”. El gremio entiende que “los afectados son los trabajadores de lancha, porque no se los reconoce como personal de la Marina Mercante Fluvial, pese a que son Patrones Fluviales y Marineros con la libreta de embarco habilitada por la Prefectura Naval Argentina”. Sostuvieron que este sector de trabajadores “reúne todas las condiciones para encuadrarse en el Somu, pero no lo están, pese a contar con todos los avales para hacerlo, por cual no se encuentran protegidos por la ley, CCT aplicable, las leyes de navegación, ni tampoco reciben una obra social digna, tampoco el poder elegir una afiliación sindical que redundaría en muchos beneficios, como su máximo derecho, al ser marineros, de jubilarse a los 52 años con 25 de servicio”

Se aclara que “este pedido no debe confundirse con una maniobra política o de cualquier otro interés, ya que lo que solicitamos es dignificar a los compañeros marítimos como corresponde y regularizar una situación que lleva varios años sin resolución”.

Dejá tu comentario