Provincia | Argentina | campo | Entre Ríos | Precios | Retenciones | Urdinarrain

El tambo trabaja a pérdida con costos altos y una seca que preocupa

La situación en el sector dista de ser la ideal. Tamberos, en diferentes escalas, manifestaron que se trabaja a pérdida. El tambo es una producción que arraiga a la gente en el campo y demanda mano de obra en todas las cadenas de comercialización. La suba del dólar y la inflación conformaron un combo negativo.

Marcos Valcarenghi, establecimiento Santa Paula, camino a Urdinarrain por la ruta 20, habló con La Matera Radio (Cero 104.1), sobre la situación del sector. El productor señaló que “todo lo que hace en el campo, agricultura, forrajes, pastos, se termina transformando en leche”.

Cuenta con “implementos agrícolas, con los cuales sembramos y trillamos lo que nos permite hacer nuestros propios alimentos”. Sostuvo que la actividad cambió para el que hace tambo puro, es decir el ciento por ciento de lo que haces abocado a una producción, trabajando en el campo propio, generando mano de obra genuina y calificada se hace difícil. Ni hablar de aquellos que arriendan, tienen empleados, que deben comprar alimentos, en definitiva una suma de gastos que hacen que la ecuación no cierre”, acotó.

Dijo que la mitad de los costos de un tambo “pasa por la alimentación de los animales; mientras que la otra mitad se divide en diferentes rubros, con la particularidad de que el 70% de nuestros costos están dolarizados, generalmente al precio de pizarra del dólar oficial, a lo que le debe agregar la suma de los granos y en consecuencia de los alimentos”. En “realidad lo que estamos viviendo es una inflación en dólares muy alta”.

TODO PARA ELÑ TAMBO.jpg
Todo para el tambo: la explotación agrícola se transforma en leche

Todo para el tambo: la explotación agrícola se transforma en leche

A modo de ejemplo planteó que la “pellet de soja que se utiliza muchísimo en el tambo subió de 17.000 a 27.000 pesos, variación de costos y valor, en el litro de leche, que no se ha movido prácticamente, pasando en los últimos meses de un negocio en el cual se podían hacer las cosas, pasamos a tener un suba abrupta en la alimentación del rodeo lechero, a lo que se agrega el clima con una sequía muy fuerte y los costos que se suman para suplantar el pasto que no estamos teniendo”.

Hoy-destacó- el costo de “producción es mayor al que estamos recibiendo con un litro a 20,60 con 1500 vacas en ordeñe y unos 50.000 litros diarios de leche”.

Sostuvo que “pese a los niveles de eficiencia, el volumen que se trabaja, hacerlo en un campo propio, trabajamos por debajo de los costos de producción en el último mes; mientras que en los anteriores tres meses

CUESTA ARRIBA.jpg

Consultado por la condición corporal de los ejemplares lecheros, teniendo en cuenta la sequía, dijo que “hay que ser valiente en entre Ríos para producir leche porque es una zona muy difícil, siendo uno de los problemas, que ahora no tenemos, el de las precipitaciones intensas, el barro, las condiciones ambientales, humedad y altas temperaturas en verano, razón por la cual, para el confort animal, un año seco no le resulta incómodo porque no tiene que desplazarse en el barro, soportar altos porcentajes de humedad por lo que los rindes de leche son buenos e inclusive mejores que en las últimas temporadas”.

Aclaró que “si bien los rindes son más que buenos, se trata de una leche cara, ya que al no tener pasto, la situación se complica a la hora de dar alimento.

En nuestra zona, el invierno pasó con muy poca oferta de agua, razón por la cual tuvimos poca producción de pastos”.

Contó que la dieta está compuesta de “un 30% de silaje de maíz, trigo, avena producido en el propio establecimiento, un 50 % de granos y un 20% de pasto”.

Trabajar en pandemia

El tambo, como toda producción de alimentos, es considerado una “actividad esencial, razón por la cual nunca paramos de trabajar en lo que va de la pandemia, ajustando los cuidados en todos los trabajos que se realizan en una explotación lechera, corriendo el riesgo que se se contagia cualesquiera de los que laburamos, corremos el riesgo de que se cierre una explotación que tiene diferentes trabajos, tales como la agricultura, el cuidado de las vacas, los terneros, ordeñe, expedición de la leche hacia la industria y tareas administrativas”.

Igual, pero con menos pequeños y medianos productores

Días pasados, se realizó de forma virtual una reunión de la Comisión Interna de Lechería de la Federación Agraria Argentina. Los tamberos federados debatieron por el trascurso de más de dos horas sobre la difícil actualidad del sector. Durante el encuentro, que contó con la presencia de representantes de las cuencas lecheras más importantes del país, algunos federados expresaron su opinión y preocupación al respecto.

Juan Balbi, de Entre Ríos, afirmó que “hace 20 años que estamos igual en la lechería argentina, pero con cada vez menos pequeños y medianos productores”. Y explicó: “no podemos competir con estos precios de la soja, sin financiamiento y con los elevados valores de energía. Nosotros vendemos en pesos y los costos son en dólares”, sintetizó la difícil situación que atraviesan.

Por su parte, Mariela Agüero, productora de Córdoba, señaló que “de parte del gobierno no tenemos ninguna solución ni respuesta” y pidió que el sector “cuente con una Ley de Lechería que nos encuadre para no seguir desgastándonos”.

Asimismo, Carlos González, relató: “desde 2003 a la fecha desapareció la mitad de los tambos en Argentina”, y graficó: “el 70 % de los tambos producen menos de 3 mil litros. Si no hay políticas diferenciadas nos lleva puesto la soja”. En la oportunidad, hubo unanimidad en la necesidad de gestionar rápidamente ante el gobierno nacional, el impulso de políticas públicas diferenciadas que frenen el proceso de concentración y desaparición de productores. Entre los puntos más destacados que surgieron del debate, se pueden destacar los siguientes:

  • Retenciones cero.
  • Financiamiento acorde en monto, plazo y tasa
  • Reducción impositiva global
  • Apoyo de Emergencia para evitar el cierre de tambos. Diferimiento de pago del impuesto a las ganancias, anticipos, etc. priorizando a productores en Emergencia climática.
  • Precio diferencial combustible YPF
  • Garantizar un precio mínimo sostén en base a los costos realizados por el OCLA.

Dejá tu comentario