Me-Gusta-960x120-CARO
Mundo |

Emotivo rescate de un perrito que estuvo 17 días encerrado

Los bomberos sacaron a Ringo de un departamento de la localidad española de Treto y el animal lo primero que hizo, fue devorar una salchicha.  El dueño de la mascota había sido internado de urgencia hace más de dos semanas y nunca volvió.

Los Bomberos rescataron el último sábado a un perro que estaba encerrado sólo por 17 días en el interior de un departamento de la localidad española de Treto.

La razón por la cual el animal estaba sin ningún tipo de asistencia es porque su dueño, cuyo nombre no trascendió, debió ser internado de urgencia.

Embed

Los bomberos del municipio de Bárcena de Cicero llegaron a la vivienda tras la denuncia de vecinos y si bien en un primer momento intentaron entrar con la ayuda de la grúa por una ventana trasera, no lo lograron y debieron ingresar a través de la puerta.

Se viralizaron a través de las redes sociales videos grabados por personas que vivían en la zona donde se puede observar cada uno de los procedimientos.

Embed

Según testigos, "Ringo" se mostró desconfiado y asustado ante el ingreso de extraños y por eso, la intervención de un vecino, que conoce al animal, fue clave para calmarlo.

El can, al que se le pudo ver unos minutos cuando le sacaron por la puerta del portal, mostraba buen estado, aunque algo más débil por la falta de alimentación y agua.

Embed

Y eso por eso que decidieron darle una salchicha que devoró de inmediato y empezó a mover la cola.

La intervención, que se desarrolló sin incidentes y con algunos vecinos como testigos, contó con la presencia de la Guardia Civil.

Embed

La Asociación Protectora de Animales Aspacán asumió el cuidado de la mascota, que permanecerá en el refugio que tiene en Laredo hasta que alguien se puede hacer cargo nuevamente de él.

ADA Cantabria, una de las primeras en exponer esta situación, pudo lograr que se lleve adelante todo el procedimiento a través de sus abogados, ya que las autoridades estaban lentas con la resolución del asunto y Ringo corría peligro.

Dejá tu comentario