Policiales | Gualeguaychú | Lucas Bentancourt

Está acusado de varios robos en la zona oeste y los vecinos piden su detención

Luego del homicidio de Lucas Bentancourt la situación que se vive en los barrios 338, 140 y 348 llegó a su punto límite. Los vecinos ya no soportan la inseguridad. Acusan a un hombre de ser el nuevo "Genaro Gutiérrez" y que si no se toman medidas urgentes se va a repetir la misma historia.

Para hoy por la noche se prepara una movilización desde la Comisaría Sexta hasta la casa de un sujeto que está señalado de ser el responsable de varios hechos delictivos en el barrio que lamentablemente no han sido esclarecidos, por tratarse de delitos que para la Justicia son considerados menores.

El escrache que se pretende realizar se debe a los últimos casos ocurridos. ElDía publicó lo sucedido la mañana del martes con el robo de dos bicicletas a una familia que utilizaban para trasladar a uno de sus niños con autismo a la escuela especial en el centro de Gualeguaychú. Una de las dos bicicletas, que le pertenecía a otro de los hijos de la pareja, fue recuperada de la casa donde vive el sospechoso, pero la otra hasta el momento no ha sido ubicada.

Este caso causó gran indignación en el barrio y por ello se decidió realizar la movilización, pero hoy al mediodía el señalado como delincuente concurrió hasta el domicilio de una de las personas que convocaba a la marcha y con una barreta en una de sus manos, y acompañado de su pareja, lo amenazó.

La situación no quedó ahí. El hombre que estaba siendo abordado no se amedrentó y junto a un grupo de vecinos que advirtieron lo que estaba pasando en la puerta del taller de herrería que hay sobre calle Bomberos Voluntarios, obligaron al denunciado a que se retirara y lo corrieron hasta un descampado lindero a la iglesia Asunción de María, donde existe un centro de rehabilitación para adictos.

“Eso es un aguantadero, no es un centro de rehabilitación”, señaló uno de los vecinos que sufrió robos y acusa a este hombre de casi 40 años de ser el responsable. El acusado se escondió en ese lugar y debió intervenir el personal de la Comisaría Sexta, que se encuentra en la esquina.

Fue trasladado hasta la comisaría mientras el hombre que había sido abordado y amenazado con la barreta realizó la denuncia. Pero luego de unos minutos y ante la mirada de varios vecinos que se convocaron en la esquina para repudiar al sospechoso, fue escoltado hasta el móvil policial que lo dejó en la casa donde vive junto a su madre y hermanos, en el barrio 348.

Obviamente que esta situación enardeció al barrio, que lejos está de abortar la movilización de esta noche. “Estamos cansados, nadie hace nada, y a mí me da una impotencia ver al padre de Lucas (Bentancort) acá entre nosotros, removiendo toda la mierda que le tocó vivir, porque no tenemos una respuesta”, comentó otro de los vecinos.

El barrio donde murió Lucas Bentancourt no ha cambiado en nada de junio a la fecha. Por las noches las calles se vuelven una boca de lobo, los comercios cierran sus puertas antes de la caída del sol por miedo y los pasillos se convierten en la trampa perfecta para la delincuencia.

Dejá tu comentario