Ciudad | Hospital Centenario | Radio Cero

"Esto está teniendo forma más de una ola que de un brote", alertó el director del Hospital

Gualeguaychú atraviesa su peor momento Sanitario. Elias confirmó que tuvieron que derivar un paciente para no saturar la ocupación de camas e informó que unos 30 trabajadores de salud están aislados.

El director del Hospital Centenario Eduardo Elías se refirió en Viene con Yapa (Radio Cero 104.1) al dramático momento que atraviesa el sistema sanitario local.

"Uno viene observando un crecimiento exponencial de casos, primero empezó con consultas en Febriles, luego con la ocupación de camas de ese sector y luego con la ocupación en la terapia intensiva", describió el médico.

Elías calificó como "crítico" al panorama actual, y observó que "esto sigue y la sociedad está teniendo un curso independiente al del sistema sanitario, ayer tuvimos 85 consultas en Febriles, es una cantidad impresionante de gente que está teniendo síntomas y diagnósticos".

Con respecto a futuras restricciones, el responsable del principal efector de salud sostuvo que "uno trata de ser lo más responsable con todos los sectores sociales, tiene en cuenta el punto de vista económico de muchas familias, pero sanitariamente estamos hablando del peor momento. Tenemos que encontrar puntos intermedios y acudir a la responsabilidad de las personas", planteó, y reafirmó que "la realidad es que hoy la ocupación de camas supera el 75%, y ayer tuvimos que derivar un paciente a Gualeguay para no tener ocupadas el 100% de la terapia intensiva, y hemos hablado con Concepción del Uruguay en caso de necesitar también esa posibilidad".

"Esto obliga a repensar todo lo que venimos hablando, tenemos la esperanza que empiecen a descender los casos teniendo en cuenta que los brotes estarían vinculados a las fiestas de navidad y año nuevo", deseó Elías, aunque postuló que "Esto está teniendo forma más de una ola que de un brote".

En ese sentido, explicó que "la ola tiene un comportamiento más expansivo, un crecimiento más lento pero un sostenimiento mayor en el tiempo, mientras que un brote tiene una curva ascendente más rápida pero que después de dos a tres semanas tiene tendencia a estabilizarse y disminuir, la ola en cambio sigue creciendo lentamente y nunca para".

El único punto positivo, sería que "la ola permite a veces la respuesta sanitaria, mientras que los brotes saturan porque son muchos casos en corto tiempo".

Por último, con respecto al personal de salud afectado por la pandemia, reveló que "la semana pasada teníamos unos 26 trabajadores aislados y esta semana se sumaron 5 o 6 personas más".

Dejá tu comentario