Policiales | Abuso sexual

Estuvo 25 años preso, salió y violó a una mujer de 21 años más de 40 veces

El infierno que vivió la mujer empezó a mediados de octubre, cuando este hombre, la secuestró y violó durante varios días. La Fiscalía autorizó a mostrar la cara del agresor para que otras posibles víctimas se animen a denunciarlo.

La Policía de Buenos Aires detuvo a un violador que secuestró y abusó al menos 40 veces de una joven de 21 años, tras haber salido de la cárcel donde estuvo preso 25 años por homicidio.

Para atraparlo, montaron un operativo de seguimiento que los llevó hasta el acusado, a quien encontraron dirigiendo un partido de fútbol en Villa Lugano, según publica hoy el portal de TN.

El infierno que vivió la mujer empezó a mediados de octubre, cuando este hombre la secuestró y violó durante varios días y luego la liberó, pero con la amenaza de matar a su familia, volvía a abusar de ella en otras ocasiones. Finalmente, el 26 de noviembre la joven decidió denunciarlo.

A partir de ahí, para detenerlo los efectivos de la División Delitos Contra la Salud y Seguridad Personal realizaron tareas de investigación que incluyeron analizar sus redes sociales, vigilar las zonas por las que se movía y, también, seguirlo en su auto, un Volkswagen Vento gris.

La Fiscalía autorizó a mostrar la cara del agresor para que otras posibles víctimas se animen a denunciarlo por hechos similares.

El miércoles por la tarde, finalmente dieron con él en una cancha de fútbol en el interior de Ciudad Oculta. Estaba vestido con ropa deportiva, dirigiendo un partido. Fue detenido, procesado y vinculado a otros delitos.

Sobre él pesan los delitos de secuestro, violación en reiteradas oportunidades, amenazas con el uso de armas, hostigamiento y lesiones. La víctima, para confirmar que se trataba de él, lo identificó en el video de un robo a una carnicería de Ramos Mejía.

En la causa interviene el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 45, a cargo de Martín Peluso, que dispuso la detención por el delito de abuso sexual agravado.

Dejá tu comentario