País |

Fariña renunció al programa de protección de testigos

El financista dejó de tener custodia de Prefectura Naval, entregó un teléfono celular que se le había asignado y tendrá que dejar de residir en un domicilio reservado.

El imputado colaborador Leonardo Fariña se presentó ante el tribunal oral que lo juzga junto al detenido empresario Lázaro Báez por presunto lavado de activos para explicar los motivos por los cuales renunció al programa de protección de testigos del Ministerio de Justicia de la Nación.

La polémica de los últimos días por el posible traspaso del Programa de Protección de Testigos a la Justicia, una decisión que está en revisión por el actual gobierno, y su necesidad de recuperar “una vida normal” influyeron en la decisión, que fue acordada previamente con las autoridades del Ministerio de Justicia.

Otro hecho que terminó de convencer a Fariña es la salud de su padre, que tuvo que ser operado en las últimas horas por sus constantes problemas cardíacos.

El Tribunal Oral Federal 4 lo convocó en los tribunales federales de Retiro luego de ser notificado de la decisión y el arrepentido ingresó poco después de las 9 a una audiencia con los jueces María Gabriela López Iñiguez, Néstor Costabel y Adriana Pallioti.

El financista dejó de tener custodia de Prefectura Naval, entregó un teléfono celular que se le había asignado y tendrá que dejar de residir en un domicilio reservado, informaron fuentes judiciales.

Fariña notificó el jueves su decisión de abandonar el programa y se presentó junto a su abogado Rodolfo Herrera en el sexto piso de Comodoro PY 2002 para explicar la decisión ante el Tribunal que actualmente lo juzga.

El financista, que declaró contra Lázaro Báez, fue incluido en el programa de protección el 8 de abril de 2016 luego de declarar ante el juez federal Sebastián Casanello y llegar a un acuerdo con el fiscal de esta causa, Guillermo Marijuan.

Fariña, Báez y sus cuatro hijos, el también financista Federico Elaskar y Fabián Rossi, entre otros, son juzgados por presunto lavado de activos desde hace un año en un juicio que entrará en la etapa de alegatos finales.

En la última audiencia prestó declaración indagatoria Lázaro Báez, quien cuestionó duramente a Fariña, y un día más tarde el arrepentido anunció su decisión de abandonar el Programa de Testigos e Imputados Protegidos.

Dejá tu comentario