Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | Gualeguaychú

Fiestas clandestinas: ya están en marcha las sanciones para organizadores y concurrentes

El primer proceso judicial llevado adelante en el Juzgado de Faltas podría recaudar más de 6 millones de pesos con el total de las multas. En los próximos días se dictará sentencia, y si la apelación no es favorable deberán pagar. En caso de que no tengan la plata, serán embargados o inhibidos. Y este es el primer caso: estiman que en los últimos dos meses y medio más de 300 personas fueron encontradas en falta, y algunas más de una vez.

A mediados de enero de este año, el Concejo Deliberante de Gualeguaychú sancionó por unanimidad la ordenanza de multas millonarias para los que organicen y concurran a festejos prohibidos por el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) presidencial. En otras palabras, para que dejen de proliferar las ahora conocidas como fiestas clandestinas en medio de la pandemia.

Cuando se conoció la noticia, todo fue algarabía; pero con el correr de los días comenzó a sobrevolar una sensación de esta era otra ordenanza más que iba a quedar en el olvido y cuya aplicación iba a ser imposible de realizar. Sin embargo, un mes más tarde, un hecho marcó un antes y el después.

Cuando estaba a punto de acabar el fin de semana de Carnaval, una fiesta clandestina organizada en un domicilio particular, en la cual fueron identificadas alrededor de 25 personas, se constituyó en el primer caso en llegar y ser juzgado bajo la ordenanza de multas millonarias.

De esta manera, el Juzgado de Falta de Gualeguaychú fue el encargado de aplicar la que puede ser la primera multa millonaria en nuestra ciudad. Según la ordenanza, al organizador le caerá una sanción de 30 mil Unidades de Trabajadores Municipales (UTM) y a los concurrentes una de 1000.

Por la primera fiesta clandestina tras la ordenanza se obtendrían $6.350.000

Ahora bien, si tenemos en cuenta que una UTM equivale a 115 pesos, la multa mayor alcanzará 3.450.000 pesos y al resto una de 115.000 pesos. Multiplicado este número por, digamos, 25 personas, en total da 2.875.000 pesos. Sumadas las dos cifras: la fiesta clandestina obtuvo 6.350.000 de pesos en total. Y esta es sólo la primera.

“Ya los citamos una vez, pero no se presentó nadie. Igualmente, ya están todos identificados. Durante los primeros días de mayo serán citados nuevamente, y de nuevo no se presentan, entonces dictaremos sentencia en rebeldía”, explicó a ElDía el juez de Faltas Exequiel Sánchez.

"Con respecto a los demás integrantes y concurrentes a las fiestas han sido citados conforme al Código de Falta, algunos no han comparecido, lo que ha motivado que los citáramos de nuevo bajo apercibimiento de rebeldía", explicó.

Una vez que se dicte sentencia, comenzará una instancia en la cual podrán apelar ante el Poder Ejecutivo la sentencia. Y una vez que este proceso quede finalizado, se podrán activar de inmediato los mecanismos para que este dinero ingrese a las arcas municipales, que serán destinados, según estipula la misma ordenanza, a las áreas de Cultura, Turismo y Salud.

Se estima que entre organizadores y concurrentes hay más de 300 personas con procesos judiciales abiertos, y algunos fueron atrapados más de una vez, por lo que no pagarían 1000 UTM, sino 3000, lo que equivale a 345.000 pesos.

Pero como bien se dijo más arriba, la de Urquiza al Oeste no es la única “clandes” que tuvo lugar en Gualeguaychú en los últimos dos meses y medio, sino que es la primera. Se estima que entre organizadores y concurrentes hay más de 300 personas con procesos judiciales abiertos, y algunos fueron atrapados más de una vez, por lo que no pagarían 1000 UTM, sino 3000, lo que equivale a 345.000 pesos.

“Del momento en que el juez de faltas dicta sentencia, pueden abonar por diferentes mecanismos. Se puede pagar en cuotas, pero sólo si tienen domicilio en Gualeguaychú, de lo contrario el pago es al contado. Y el proceso legal estipula que tienen 25 días hábiles para apelar. Y es el Poder Ejecutivo el que decide si da lugar o no a esa apelación”, explicó por su parte a ElDía Celeste Roa, asesora legal de la Dirección de Legal y Técnica del Municipio de Gualeguaychú.

Mecanismos de cobro

Pero hay una pregunta que queda flotando en el aire: ¿qué mecanismos tiene el Municipio para poder cobrar semejante multas millonarias?

“Una vez que finaliza la apelación, que es un proceso ágil y que lleva unos 25 días hábiles, la condena queda firme y entonces sí se accionan los mecanismos para poder ejecutar esa multa”, informó al respecto Florencia Noguera, Sub Directora de Legal y Técnica municipal, quien enseguida argumentó que es en esta instancia en la cual se comienzan los embargos y, en caso de que no tengan bienes a su nombre, se le realizará una inhibición general de bienes.

“Vamos a poder embargar inmuebles y autos o sueldos, en caso de que trabajen en relación de dependencia. Y si no tienen nada a su nombre se lo inhibe para comprar y vender lo que sea. También trabados todos los trámites municipales, como por ejemplo una futura habilitación comercial, por lo que quedan totalmente impedidos de ejercer cualquier actividad”, amplió Roa.

En otras palabras, sobre la mentada inhibición general de bienes debe remarcarse que ella afecta la disponibilidad –venta o gravamen– de los derechos reales sobre bienes registrables que componen el patrimonio. Es decir, impide su transformación, modificación o transferencia jurídica. En otras palabras, la inhibición le impide a la persona vender o gravar sus bienes (“gravar” aquí sería hipotecar una propiedad o prendar un auto).

Vamos a poder embargar inmuebles y autos o sueldos, en caso de que trabajen en relación de dependencia. Y si no tienen nada a su nombre se lo inhibe para comprar y vender lo que sea. También trabados todos los trámites municipales, como por ejemplo una futura habilitación comercial, por lo que quedan totalmente impedidos de ejercer cualquier actividad

Muchos de los que estuvieron en las fiestas clandestinas son personas jóvenes, y en algún momento se van a querer comprar una casa, un auto, una moto, y no van a poder hacerlo, va a estar impedido, y en algún momento van a venir acá a pagar”, contextualizó Noguera para dar dimensión a los futuros perjuicios que pueden enfrentar los que hayan asistido a una fiesta clandestina, no sólo la de Urquiza al Oeste.

Las fiestas contra la salud pública

“Salir de fiesta en medio de una pandemia no sólo pone en peligro la salud de la comunidad sino también que afecta las arcas del Estado, porque cuando se pone en marcha un proceso para desmantelar una reunión que está prohibida se gastan recursos. Pero, además, está poniendo en riesgo la continuidad de todo el aparato económico privado, porque si aumentan los casos habrá que poner más restricciones y esto afectará a todos”, argumentaron Noguera y Roa.

Lo cierto es que en otras ciudades de Argentina ya han sancionado y puesto en marcha ordenanzas de multas millonarias similares a la de Gualeguaychú, y en todos los lugares no ha encontrado grandes obstáculos legales como para impedir su aplicación. Y Gualeguaychú no sería la excepción.

fiestas clandestinas

“Lo que implica la pandemia es que tenemos entender y hacer un cambio estructural en nuestra conducta, un año puede ser mucho tiempo para transitar una pandemia, pero es muy poco tiempo para desandar un comportamiento histórico. El objetivo es que podamos vivir en comunidad y vivir la vida en sociedad. Ver cómo subieron los casos, cómo ahora las camas de terapia intensiva están ocupadas cada ver por personas más jóvenes, nos va a terminar demostrando que cada vez más estamos en riesgo. Y en este sentido somos hijos del rigor. Y cada uno puede descreer de lo que quiera, pero las cosas van a seguir pasando”, afirmaron desde el Área de Legal y Técnica de Gualeguaychú.

A cara de perro

Desde el Municipio, tanto las fuentes oficiales como los que hablan en off, la decisión es ser implacable con todos los que violen el DNU con alguna reunión ilegal.

“Estos procesos comenzaron a tener lugar a mediado de febrero, y los plazos hasta ahora son los normales y los esperados. A dos meses y medio del hecho concreto estamos a punto de recibir el primer expediente”, explicó Noguera sobre los tiempos judiciales, que muchas veces son tildados de laxos y burocráticos.

Por otra parte, las funcionarias municipales aclararon que la ordenanza no tiene ningún tipo de interés recaudatorio: “Todo es relativo, así que pongamos todo en una balanza. Por un lado, ese hipotético ingreso al Estado y por otro el gasto para afrontar el contexto de pandemia. Si cada uno de todos nosotros hiciera una fiesta clandestina con 40 personas en su casa lo recaudado no se va a equiparar con ningún presupuesto para hacer frente a la pandemia. La contención más básica por culpa del coronavirus es muy costosa. Por lo tanto, por más que parezca mucha plata todas las multas, los costos para hacer frente a este presente son muchísimos más elevados”.

Desde Legal y Técnicas remarcaron que no se tendrá ningún tipo de facilidades cuando la sentencia quede firme, y que no se tendrá ningún tipo de actitud contemplativa con nadie.

No existe ningún tipo de descuento, ni siquiera con el pago al contado. Y a los planes de pago sólo pueden acceder las personas que tengan domicilio en Gualeguaychú, el resto deberá pagar de una sola vez el total de la multa. Hay una especie de creencia de que pueden venir acá y acordar. Eso no existe. Vamos a respetar lo que dice la ordenanza y la vamos a hacer cumplir. No la van a tener fácil”.

“No es joda la ordenanza de fiestas clandestinas, y las personas tienen que saber y tener bien en cuenta que hoy estamos en una primera etapa, se está sancionando, se está dictando sentencias y se está buscando a los responsables, que en gran parte son los que provocaron parte de esta situación epidemiológica que estamos viviendo actualmente. Y a medida que vayamos transitando este camino, las consecuencias van a comenzar a ir apareciendo”, concluyeron.

Dejá tu comentario