Mundo | Donald Trump

Filman a cuatro presidentes y a una princesa "riéndose a espaldas" de Donald Trump

Justin Trudeau, Emmanuel Macron, Boris Johnson y Mark Rutte, junto a la princesa Ana, hablaron sobre el presidente de EEUU sin saber que una cámara grababa parte del diálogo.

Los mandatarios del Reino Unido, Canadá, Francia y Holanda fueron captados riéndose aparentemente del presidente estadounidense, Donald Trump, por sus largas apariciones ante la prensa en la cumbre de la OTAN.

Las imágenes, filmadas por las cámaras en el Palacio de Buckingham el martes por la noche, podrían sacudir este miércoles la reunión de los aliados en Watford, en las afueras de Londres. Si bien nunca se menciona el nombre del líder republicano, las circunstancias y el contenido no dejan duda de que es el tema de conversación.

Embed

En ellas, se puede escuchar al primer ministro británico, Boris Johnson, preguntando al presidente francés, Emmanuel Macron: “¿Es por eso que llegaste tarde?”. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, interviene: “Llegó tarde porque su rueda de prensa duró 40 minutos”.

A principios del martes, la reunión bilateral entre Macron y Trump estuvo precedida por una larga atención a los medios, en las que los líderes mostraron públicamente sus desacuerdos sobre la estrategia de la OTAN y sobre comercio.

En el video, Macron parece contar una anécdota sobre el encuentro, ante las miradas de la princesa Ana y el primer ministro holandés, Mark Rutte, pero el galo da la espalda a la cámara y sus palabras son inaudibles. Sin embargo, parecen continuar hablando sobre Trump, ya que Rutte intervino con un “¿noticias falsas?” antes de soltar una carcajada.

Embed

“Oh, sí, sí, anunció...”, apunta un burlón Trudeau, luego de la intervención de la princesa Ana (hija de la reina Isabel), también inaudible, y agregó: “Acabo de ver cómo su equipo queda boquiabierto”.

Por último, Johnson y Trudeau parecen hablar de la sede del G-7 para el próximo año, cuando EEUU será el anfitrión, y que levantó polémica porque Trump quería realizarla en una de sus propiedades. Ante las críticas, el lugar fue cambiado, pero los mandatarios recordaron el asunto con una sonrisa. “Es el Doral, Doral, sí, en Miami”, señaló el premier canadiense.

Tensión con Macron

Previamente, durante la conferencia bilateral, Trump intentó hacer un chiste y con una sonrisa, le dijo a Macron: ¿Te gustarían algunos buenos guerrilleros del Estado Islámico? Puedes elegir a los que quieras". Macron, con un gesto adusto, respondió: “Pongámonos serios”. Luego, elaboró un argumento sobre el estado de los detenidos del ISIS y la lucha contra el grupo yihadista. Trump, que inmediatamente perdió la sonrisa, no pasó por alto el “desaire” a su broma y lanzó: “Por eso (Macron) es un gran político, porque esta es una de las mejores no-respuestas que he escuchado”.

Dejá tu comentario