Deportes | boca

Franco Soldano firmó su contrato y es el quinto refuerzo de Boca

El delantero que arribó desde Olympiakos fue anunciado oficialmente por el Xeneize y firmó su contrato por un año y medio a préstamo.

“Es una alegría enorme poder estar acá", sostuvo el delantero este lunes en la Bombonera, donde rubricó su nuevo vínculo con la institución de cara a la continuidad de la Superliga, la Copa Argentina y la Copa Libertadores. De esta manera, el Xeneize se retiró del mercado de pases.

“No tenía pensado volver tan rápido a Argentina, pero Boca es una oportunidad que no se puede dejar pasar”, indicó el delantero formado en Unión de Sunchales y que también vistiera la camiseta de Unión de Santa Fe.

“Desde chico mi sueño era poder venir al club del que soy hincha”, cerró al sitio oficial el punta que arriba al Xeneize proveniente del fútbol griego, donde representó los colores del Olympiakos.

Franco Soldano arribó a Boca a préstamo por 300 mil dólares por 18 meses, con una opción de compra de 5 millones. El delantero de 24 años llega para ocupar el lugar que dejó vacante Darío Benedetto, tras su partida al Olympique de Marsella, y pelearle así el puesto a Ramón Wanchope Ábila y Jan Hurtado.

Franco Soldano nació en Córdoba el 14 de septiembre de 1994. Dio sus primeros pasos con la camiseta de Unión de Sunchales, institución que milita en el Federal A, la primera categoría del fútbol del interior.

Con tan solo 15 años hizo su estreno en la Primera del club, en el que deslumbró a todos con su capacidad goleadora: en la temporada 2013/2014 convirtió 22 goles, lo que provocó que varios equipos de la Primera División activaran la intención de contratarlo.

Finalmente, Unión de Santa Fe se hizo de sus servicios a mediados de 2014. En cinco años con la camiseta del Tatengue, en los que jugó 98 partidos, anotó 23 goles. Hace una temporada, el Olympiakos de Grecia pagó 1.300.000 dólares por el 60% de su ficha, pero tuvo poca participación en el conjunto griego: solo disputó nueve encuentros en los que marcó un tanto.

Gracias a su 1.86 metros, uno de los fuertes de Soldano es el cabezazo, a pesar de que no es el clásico número 9 que vive del gol. Al delantero cordobés le gusta moverse por el frente de ataque y participar de la generación de juego en el sector ofensivo, una de las variantes que más sedujo a Gustavo Alfaro para completar el trío de atacantes que conformarán Ramón Ábila, hoy el titular en esa posición, y el juvenil venezolano Jan Hurtado, una apuesta de la dirigencia del club de la Ribera de cara al futuro.

Temas

Dejá tu comentario