Política | Alberto Fernández | Atilio Benedetti | Cristina Fernández | Juntos por el Cambio | Luis Miguel Etchevehere | Mauricio Macri | Miguel Ángel Pichetto | Rogelio Frigerio

Frigerio, en Gualeguaychú: "Si llegamos al ballotage, ganamos la elección"

El Ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, encabezó el cierre de la campaña de Juntos por el Cambio. Fue en el comité radical y estuvo acompañado por funcionarios, legisladores y candidatos. "¡Transición, minga!", exclamó el senador Alfredo De Ángeli.

La cuenta regresiva está en marcha. En un año signado por los compromisos electorales, la que puede llegar a ser la última elección, al menos para los entrerrianos, está a la vuelta de la esquina. Desde Juntos por el Cambio el escenario que se plantea es, lógicamente, diametralmente opuesto: es el de “sí, se puede”, como sostiene el slogan con el que la coalición gobernante recorre el país.

Es que en política, y particularmente en la política argentina, todo es posible. Lo que no significa que sea probable. ¿Es muy difícil que el oficialismo pueda revertir los números de las PASO y así alcanzar el ballotage? Sí. ¿Es imposible? Para nada.

A esta posibilidad se aferra el presidente Mauricio Macri, y con él los millones de argentinos que conforman su base electoral. Por eso, el cierre de la campaña en Gualeguaychú fue encabezado por uno de los ministros más importantes del Gabinete nacional. Rogelio Frigerio llegó a la ciudad, proveniente de Colón, pasadas las 19. Se puso al frente de una conferencia de prensa en el comité de la Unión Cívica radical (UCR), en la que se mostró junto a Atilio Benedetti, Gabriela Lema, Gustavo Hein y Alicia Fregonese, y a la que, luego, se sumaron dos entrerrianos más: el ministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere y el senador nacional Alfredo De Ángeli.

Embed

Luego, y tras recorrer dos históricos comercios de la ciudad –Casa Sierra y Quiroga Fanacal–, todos los funcionarios y candidatos se dirigieron al escenario montado en la puerta del comité de Urquiza 939. Habló Etchevehere y lo continuaron Hein, Lena y la candidata paranaense Estela Olaya. Luego, De Ángeli protagonizó el discurso con más potencia de todos, haciendo uso de ese vozarrón con el que irrumpió en la escena nacional allá por el 2008, en medio de la disputa campo-kirchnerismo, y hasta apeló al “minga” con el que interpeló al gobierno de la entonces presidente Cristina Fernández, hoy compañera de fórmula de Alberto Fernández en el Frente de Todos (Ver recuadro).

En línea con lo que viene expresando el presidente Macri en las marchas del #Sisepuede, los pilares de absolutamente todos los discursos fueron las decisiones políticas que el gobierno tiene para mostrar: el federalismo, el respeto a la libertad de expresión, a la libertad de prensa, su política internacional y “la inserción de la Argentina en el mundo”.

“Todos los que estamos acá estamos dispuestos a defender los valores republicanos hasta las últimas consecuencias”, exclamó Frigerio y arrancó los primeros aplausos. “Hay mucha gente que define los votos al final de la campaña, en los últimos días antes de la elección, inclusive el mismo día. Por eso, aunque estemos cansados y nos quede poca vos, hay que hacer el último esfuerzo, porque estamos cerquita del ballotage”, expresó. Y se animó a asegurar que “si llegamos al ballotage, estoy seguro de que ganamos la elección y le damos a Mauricio Macri cuatro años más para seguir transformando la Argentina”.

774369ad-bc98-4063-a37b-7473ee94b0f3.jpg

De San Martín a Mauricio Macri

“¿Qué cosa es fácil en Argentina?”, preguntó retóricamente Frigerio, aludiendo a la “patriada” que el oficialismo augura para el próximo domingo. “Cuando San Martín decidió la gesta de los Andes para liberar a una gran parte de Sudamérica, seguramente le dijeron ‘General, no se puede’, y San Martín dijo ‘si, se puede’. Cuando un prócer del radicalismo como Irigoyen, allá por la década del 30, cría fervientemente que podía haber elecciones libres, que se podían incorporar a las clases medias a la toma de decisiones del país, muchos seguramente le decían ‘no se puede’, y él qué decía, que sí, se puede. Lo mismo ocurrió con el abrazo de Perón y Balbín: seguramente muchos dijeron que no se podía unir a los argentinos… y muchos años después, el presidente Macri, fijándose en el gesto de esos dos dirigentes, convoca al líder de la bancada opositora, Miguel Ángel Pichetto, para demostrar que se puede construir un gobierno de unidad nacional, se puede dejar atrás las diferencias, los enfrentamientos, que dividen a las familias, a los amigos y fundamentalmente a los argentinos”, exclamó el Ministro que este jueves cerrará campaña en Gualeguay, Ceibas y Paranacito.

“¡Transición, minga!”

De Ángeli.jpg

Antes de Frigerio, el senador que el domingo renovará su banca en la Cámara Alta (por la mayoría o por la minoría) aseguró: “vamos a dar vuelta la elección”. Y dijo que “mucha gente que no fue a votar en agosto, hoy está comprometida con el cambio”.

“Muchos entrerrianos que no participan políticamente hoy se han sumado para defender la República”, insistió. Y, sobre el final, apeló a la frase que lo catapultó a la escena nacional. “¿Escucharon?, están hablando de transición”, dijo, al referirse al Frente de Todos, para contestar: “¡Transición, minga!”.

Dejá tu comentario