Policiales |

Fue condenado un joven que agredió a su ex pareja hace más de dos años atrás

El imputado se llama Luis Miguel Miérez y aunque es nacido en Colón, desde hace un tiempo está radicado en la provincia de Catamarca. Recibió una pena de 6 meses de prisión condicional por haber violado el domicilio de su ex novia en mayo del 2017, amenazarla y golpearla.

En la madrugada del 26 de mayo de 2017, este joven de 25 años decidió ingresar sin el consentimiento de la víctima al domicilio ubicado en Av. Rocamora al 400 con la intención de reconquistar a la joven con quien ya había finalizado la relación.

Ella se encontraba durmiendo cuando comenzó a escuchar ruidos: era Miérez, que había ingresado a la vivienda por una ventana y se había acostado en la cama a su lado pidiéndole que lo abrace. Inmediatamente la mujer le exigió que se fuera porque la Policía lo andaba buscando, porque existía un pedido de localización radicado por su familia en la Comisaría de Villa Elisa.

Miérez se puso agresivo y le quitó la remera a tirones, y ella comenzó a defenderse dándole patadas y gritando; y fue ahí cuando su ex novio le tapó la boca para que no gritara ni pidiera auxilio, tomándola fuertemente del cuello y de los brazos, tirándole del cabello, golpeándola en las piernas, dándole cachetazos en la cara y mordiéndole la boca.

Su compañera en la vivienda se despertó por los gritos y escuchó lo que estaba ocurriendo en la otra habitación; y golpeó la puerta hasta que pudo abrirla y fue allí que la víctima salió corriendo, mientras que Miérez se quedó en la habitación y mientras se golpeaba a sí mismo la amenazaba diciéndole que había ido a matarla, y que si no estaba con él no iba a estar con nadie.

Tras la denuncia Miérez fue detenido y al otro día se constató que la víctima tenía más lesiones que las que vio el médico en un primer momento, tenía la boca lastimada y estaba "violeta", con moretones por todos lados. Incluso la joven agregó que el acusado la agredía físicamente con anterioridad durante la relación, aunque nunca radicó denuncia porque pensó que lo iba a poder ayudar.

La fiscal Carolina Costa llevó adelante la investigación por los delitos de violación de domicilio, lesiones leves agravadas por la relación de pareja y por violencia de género, y amenazas simples. El Legajo se remitió a juicio el 15 de mayo de 2018, es decir un año después de los hechos, pero fue recién esta semana que se llegó a un acuerdo en un juicio abreviado donde el juez del Tribunal de Juicios de Gualeguaychú, Mauricio Derudi, lo condenó a una pena de prisión en suspenso de 6 meses y le impuso reglas de conducta por dos años.

Miérez no deberá cometer delitos por cuatro años porque en caso contrario cumplirá los 6 meses de prisión de manera efectiva, más el tiempo que se fije por el nuevo hecho.

Dejá tu comentario