Policiales |

Fue condenado y volvió a agredir a su ex pareja: quedó con preventiva

Este hombre de 50 años había sido beneficiado con una condena de prisión condicional en 2017 por agredir físicamente a su ex mujer. Dos años después se repitió la historia, y debido a sus antecedentes, podría recibir una pena de prisión efectiva y se le unificarían las condenas.

Esta semana el juez de Garantías Tobías Podestá dictó la prisión preventiva por 15 días a un hombre de 50 años que fue detenido durante el fin de semana largo por una causa de violencia de género. Pero en este caso hay dos particularidades: el agresor ya registra una condena anterior por hechos similares, a pena de ejecución condicional; y la víctima del delito es la misma que en 2017.

Obviamente que el hecho de tener ese antecedente condenatorio fue uno de los argumentos del juez Podestá para hacer lugar al pedido de la fiscal Carolina Costa. De hecho, una de las condiciones para disponer la ejecución condicional aquella vez fue que no ejerciera actos molestos o perturbadores para con la denunciante. Incluso, como se dicta en cada condena de prisión condicional, además de las reglas de conducta, el condenado no puede volver a cometer un nuevo delito por un plazo de 4 años, porque en caso contrario debe cumplir el tiempo inicial de sanción, más el que se fije por el nuevo hecho.

Sin embargo, este hombre volvió a reincidir. Según la denuncia, los hechos que ahora se le endilgaron, ocurrieron el pasado 18 de agosto por la noche, en el domicilio de la víctima en calle Las Tropas. Este sujeto ingresó a la vivienda por el fondo y una vez adentro empezó a discutir con ella, precisamente por la casa que ella habita junto con sus hijas menores de edad.

Pero la discusión se tornó más agresiva cuando este hombre le dio un golpe y dañó una mesada de material. Esta acción originó que la mujer se asustara y le pidió a su hija que le pasara el teléfono para llamar a la Policía. Cuando la mujer ingresó al dormitorio, el sujeto la siguió y le quitó el celular. Cuando ella se dio vuelta le propina un golpe de puño en el ojo izquierdo. Luego la amenazó: "más vale hija de puta que no me metas preso de vuelta porque cuando salgo yo vengo y los mato a ustedes".

Este hombre no solo que cometió un nuevo delito, sino que también infringió las medidas cautelares que fueron impuestas en el 2017 por Juzgado de Familia y Penal de Niños y Adolescentes. Por todo esto se lo imputó de “violación de domicilio, daño, lesiones leves dolosas agravadas por la relación de pareja y por violencia de género, y amenazas coactivas, los cuales concursan idealmente con el delito de desobediencia judicial”.

Podestá dispuso una prisión preventiva por 15 días y se fijó para el 4 de septiembre la fecha de audiencia de conclusión del procedimiento en flagrancia. Es posible que decida adecuarse a un juicio abreviado y se acuerde la pena a cumplir entre las partes.

Dejá tu comentario