Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad |

Fuerte reclamo de un docente de Gualeguaychú por haberes que no le pagaron

Armando Fiorotto le reclama al Consejo General de Educación que se regularice su situación y que le reconozca el haber ejercido cargos directivos y de preceptor. Desarrolló la mayor parte de su carrera docente en el departamento Gualeguaychú  y en el de Islas del Ibicuy. Se jubiló en 2017 y aún no encuentra una solución a su reclamo.

“Todo nace en 2011 con un accidente del colectivo que transportaba a los chicos de la Escuela de Sarandí (Secundaria Jeannot Sueyro) que tuvieron que ser internados por la magnitud del accidente. A raíz de todo esto, en 2012 solicito, por mi salud, cambio de funciones que me otorga la Junta Médica y me asignan tareas pasivas en lo que hoy se denomina cambio de funciones. En aquel entonces estaba como director, y mientras cumplía las tareas asignadas, sale un concurso para cargo directivo que no puedo concursar, aunque el cargo que yo desempeñaba no debería haber salido a concurso, tendría que haber quedado reservado hasta que termine la licencia. Me cambiaron la situación de revista, dado que la persona que está en tareas pasivas no puede modificar su situación. Es decir bajar o subir en el escalafón docente”, comenzó su relato el profesor de educación física Armando Fiorotto, docente oriundo de Larroque que ejerció toda su carrera en los departamentos de Gualeguaychú e Islas.

Resaltó que “el artículo 7 y las modificatorias del Estatuto del Docente Entrerriano dice que aquel docente que está en uso de tareas pasivas no puede modificar su situación de revista; y hay otras resoluciones que dicen que quien está suplente en cargo vacante luego de 6 meses de antigüedad tiene los mismos derechos que el titular. Es de donde me sostengo legalmente”.

Fiorotto contó que inició un expediente en 2014 ante el Consejo General de Educación, en donde solicitaba que se le abonara la diferencia de haberes adeudados entre el cargo de Preceptor y el de Director. “Me bajaron del cargo directivo y paso a cobrar como preceptor, cargo que tenía en Ceibas, cuando me faltaban dos años para la jubilación”, explicó.

Fiorotto pidió que “se expidan, a favor o en contra. Y si me dicen que no corresponde, cuáles son los motivos, para de esa manera ir a la vía judicial, porque sigo en la vía administrativa y no puedo accionar por lo que considero es un derecho que me corresponde de que me han movido de la situación de revista cuando el Estatuto del Docente Entrerriano me amparaba”.

Los pasos

Fue entonces que presentó, primero, una nota a Susana Cogno, que era representante vocal de los trabajadores, “pero no me respondieron”. Y decido enviar una carta documento al CGE, pidiéndole que de manera urgente se le abone la diferencia entre el cargo directivo, e hizo referencia al Estatuto del Docente.

“Comienza así un ida y vuelta, empiezo también a viajar a Paraná. En un momento al expediente lo archivan, sin notificarme nada; lo hago sacar de archivo y subir a Vocalía, y se lo trató. Una vez que me jubilé, me llamaron que lo iban a pasar a la Caja (de Jubilaciones). Pero tenía que resolver el Consejo, porque el primer reclamo es a ellos”, aclaró.

Sobre su expediente indicó que “Lo pegaron a otros lo desarmaron, lo desglosaron, vulnerando la Ley de Procedimientos Administrativos, porque no se permite ni desglosar ni desarmar los expedientes; y nunca me notificaron nada, o que haya venido el expediente o tener que firmar”.

En 2018, el expediente pasó a la Caja de Jubilaciones, hasta hace 10 días atrás, y el mes pasado, su abogado en Paraná, Ramiro Pereira pidió una vista del expediente en la Caja, pero se lo negaron y le dijeron que no saben dónde está. “En el sistema no me figuraba, pero el abogado tenía una captura de pantalla de que había pasado ahí”, contó con indignación.

Indicó que su representante legal iba a presentar un recurso de queja al CGE, porque él no ha podido ver el expediente. ”A mí me preocupa la dilación en resolver, porque está desde el año 2014 cajoneado como se dice vulgarmente”. Está claro que quienes tienen que definir como sigue el expediente “no saben o bien desoyen el estatuto del docente entrerriano, con un manoseo del expediente como desarmarlo y pegarlo a otro, para mandarlo a archivo”, manifestó.

“La jubilación me la liquidan en base a esa quita que tuve. Tuve un perjuicio que se sigue acumulando, y no hay resolución”, contó.

“Están vencidos los plazos constitucionales, pasando por encima de las moras administrativas, por lo que exijo que resuelvan en forma favorable o negativa y de esa manera evaluar los pasos a seguir, que podría ser en la justicia si no se llega a buen puerto en la administrativa”, concluyó.

Dejá tu comentario