Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | coronavirus | Cristina Fernández | Entre Ríos | Gualeguaychú | Juntos por el Cambio | Martín Roberto Piaggio

Fuertes críticas de JxC: "De las seis postas febriles no queda ninguna"

Desde el bloque de concejales de Juntos por el Cambio manifestaron sus reproches sobre el manejo de la pandemia. Señalaron la infraestructura hospitalaria, el esfuerzo de los profesionales de la salud y el rol del Director de Desarrollo Social y Salud, Martín Roberto Piaggio.

“A nadie escapa la tremenda situación que atravesamos en lo sanitario y de poco sirve en estos momentos profundizar en el manejo de la pandemia que ha realizado el gobierno nacional, que nos ubica entre los peores países del planeta. La realidad económica, para colmo, echa un balde de nafta a esta coyuntura que pone contra las cuerdas a miles de empresarios, comerciantes, trabajadores y familias argentinas. Y entre toda esta actualidad durísima aparece el personal de salud poniendo el pecho. El coronavirus deja, indudablemente, luces y sombras”, expresaron en un comunicado enviado a los medios de comunicación.

“Pero si bien no sea momento para tirar sal en la herida, puede servir para tomar nota de algunos elementos que no deberíamos dejar pasar como sociedad. Hay un hecho concreto. Sin recaer en una gestión en particular, esta pandemia ha dejado a la intemperie un sistema de salud precario e insuficiente en todo sentido: en infraestructura (el Hospital sigue “en construcción” hace más de una década con dos inauguraciones de Cristina Fernández en el medio); en cantidad de camas y aparatología y en las remuneraciones de los agentes de salud”, indicaron los ediles.

Además, señalaron que “el Hospital de Gualeguaychú es el centro sanitario de la ciudad y el departamento, y más allá del esfuerzo de las autoridades circunstanciales y del personal, hace frente a una pandemia en clara desventaja. Y ello sucede por las políticas de salud ejercidas por los sucesivos gobiernos provinciales. Sencillamente. Y basta de repetir el relato miope y vacío de que esto es culpa del gobierno nacional anterior. La continuidad en Entre Ríos desde 1987 -sólo con un período de otro signo partidario en el medio- amerita una severa autocrítica que hoy está ausente, salvo honrosas excepciones”.

Asimismo, recordaron que “nuestra ciudad ha sufrido decenas de muertos y hoy atravesamos el peor escenario en cantidad de camas ocupadas, contagios y personal al límite de sus fuerzas. Ello haría desprender casi de inmediato que la mancomunión de esfuerzos en la ciudad es uno de los ejes de lucha. En lo que respecta al bloque de Juntos por el Cambio hemos estado siempre a disposición, más allá de no obtener respuestas”.

“La integración de trabajos entre el sistema de salud provincial (con el Hospital como cabecera) y la Municipalidad no se realiza”, advirtieron y agregaron: “Por ejemplo, de las seis postas febriles que el gobierno local tenía en marcha en los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) cuando la dirección del Hospital estaba en manos de Martín Roberto Piaggio, no queda ninguna. O sea, en el peor momento de la pandemia, la Municipalidad desactivó un servicio que permitía descentralizar entre un 20 % y un 30 % las consultas febriles por día. La ecuación es clara: mientras la dirección del Hospital estaba en manos del actual secretario de Desarrollo Social había asistencia municipal, luego no”.

Concejales - Oficina 2020.jpg

“Ante esta insólita realidad cabe al menos preguntarse ¿En una ciudad que a diario cuenta sus muertos existe margen para la revancha política? ¿Es admisible retirar un servicio de salud indispensable en el peor momento? ¿Esta marcha atrás es en rebeldía porque el piaggismo perdió la dirección del Hospital o por otros motivos que desconocemos y que sería bueno que los sepa la comunidad? ¿Al igual que con la vacunación VIP, también se sostendrá desde el municipio que no se debe explicar nada a los vecinos? ¿Esta medida tendrá como objetivo el caos y el colapso del sistema de salud por sólo especulaciones políticas? ¿Sabrán los señores Piaggio que ellos ya son parte de todo este desastre, aunque quieran sacar los pies del plato? ¿Puede aceptarse este proceder?”, se preguntaron los concejales de la oposición.

Finalmente, opinaron que “toda situación crítica o terminal saca lo mejor y lo peor de las personas y la política no está exenta en absoluto. Nuevamente, ello ha quedado evidenciado de manera clara y contundente. Tal vez, nuevamente, a la hora de justificar su accionar condenable se esgrima el porcentaje de votos que los llevó a la Municipalidad, sin entender que eso fue un respaldo y no un cheque en blanco”.

Dejá tu comentario