Fumigaciones: Ambientalistas apuntaron a las "mentiras" de los ruralistas

La Mesa de Enlace de Entre Ríos convocó a concentrarse en el Túnel Subfluvial Paraná - Santa Fe para reclamar celeridad en el nuevo decreto del ejecutivo provincial que regule las distancias de las fumigaciones con respecto a las escuelas rurales.

El nuevo decreto es un compromiso del gobernador con el sector a fin de evitar la prohibición de las fumigaciones con agroquímicos a menos de 1000 metros de distancia de las escuelas rurales, para las terrestres, y a menos de 3 mil metros para las aéreas, como dictaminó la Justicia entrerriana.

Fumigaciones: productores rurales se movilizan al Túnel Subfluvial

Tras el anuncio de los productores, desde la “Coordinadora por una vida sin agrotóxicos en Entre Ríos: Basta es Basta” emitieron un comunicado en el que piden la "independencia del campo" –en el marco del 9 de Julio– y apuntan a las “mentiras” que sostienen el discurso de la Mesa de Enlace.

El comunicado completo:

La independencia del campo es urgente

Señor Gobernador Gustavo Bordet. La independencia del campo es urgente. Señores productores. El pueblo los necesita.

Apelamos a la conciencia de quienes se movilizarán al túnel este miércoles y a todas las personas que lean estas palabras en la fecha que marca la independencia de nuestro país.

¿Es sostenible un sistema que endeuda a los productores y los convierte en dependientes de un paquete de insumos químicos en dólares?

¿Es sostenible que esos productores profundicen la contaminación de la tierra de la cual viven destruyendo el suelo fértil y eliminando la biodiversidad?

¿Es sostenible un sistema que deja a nuestros gurises en los hospitales?

¿Es sostenible un sistema que contradice la necesidad mundial de enfrentar una crisis climática sin precedentes?

¿Es sostenible un sistema que beneficia a muy pocos mientras enferma a muchos, especialmente niños y niñas?

¿Es sostenible destruir nuestro monte nativo y envenenar nuestros arroyos y nuestros ríos?

Dicen que las primeras consecuencias del Fallo Judicial son “el desarraigo rural y el despoblamiento de las zonas rurales”

ES MENTIRA: Cuando empezó la agricultura con venenos, la gente se fue a vivir a la ciudad y alquiló su tierra a los pooles de siembra sojeros. Entre 1988 y 2002 desaparecieron más de 5 mil establecimientos agropecuarios en Entre Ríos, la mayoría tenía campos de menos de 120 hectáreas.

“La pérdida de las fuentes de trabajo”

ES MENTIRA: La soja genera un empleo cada 500 hectáreas. Está probado que SE GENERAN MÁS puestos de trabajo y mejores alimentos donde no se fumiga.

“Impacto negativo en la economía entrerriana”

ES MENTIRA: El sistema convencional no da más. Silencian el costo en suelo fértil, agua potable y salud pública y del ecosistema. Argentina es líder mundial en exportación de producción orgánica y Entre Ríos históricamente fue una provincia ganadera, tambera, citrícola, avícola y de producción ovina, porcina y equina.

ES MENTIRA que la única manera de producir sea con el uso del paquete tecnológico y envenenando todo y todxs. Existen productores con prácticas exitosas de agroecología intensiva y extensiva, huertas, praderas y cereales y muchísima ganadería.

ES MENTIRA que nos mueven intereses político-partidarios. Por el contrario, existen políticos partidarios respaldando e impulsando esta movilización que tienen intereses particulares en conservar estos negocios CASUALMENTE en campaña electoral.

ESTÁN HACIENDO CAMPAÑA CON LA VIDA Y LA SALUD DE LXS GURISES. Señores productores no se dejen utilizar.

¿Qué es lo que en realidad molesta? ¿Cómo puede generar tanto impacto un fallo judicial que afecta menos del 10% del territorio sembrado de la provincia según la información declarada por las mismas entidades patronales?

¿Por qué el Gobierno de Entre Ríos deja una zona liberada? No hay control del uso de los agroquímicos y nadie sabe qué se produce en esos 1000 metros alrededor de las escuelas (no hay o no se permite conocer el catrasto provincial)

Resulta urgente revisar el mapa productivo de la provincia (si es que existe) ya que la mayoría de los pequeños y medianos productores no han quebrado por el fallo judicial.

Quebraron por el impagable impuesto inmobiliario rural, el costo de un paquete agroquímico en dólares, la pérdida de productividad de los suelos destruidos debido al monocultivo de la soja, agravado por la deforestación.

La población y los consumidores están expuestos a los alimentos envenenados que solo pueden circular por la falta de controles ambientales y de calidad nutricional.

Toda la producción de la provincia está en peligro. Mucho antes del fallo judicial.

El campo necesita un gobierno presente porque existe alternativa.

Dejá tu comentario