Ciudad | Hospital Centenario

Gorla y Zapata analizaron sus partidas y contaron que hospital dejarán a la nueva dirección

Los responsables del Hospital hasta el 29 de febrero hablaron sobre los cambios en la estructura de la salud provincia. Abordaron también las ambiciones del piaggismo, y sin ánimos de generar polémica reconoció como "lógicos" los desplazamientos hechos por la Gobernación.

Hugo Gorla

gorla.jpg

“Había iniciado los trámites de jubilación y lo que sabíamos era que en algún momento se iban a dar los cambios en la dirección del país.

“La continuidad era una opción que se le había planteado a la Ministra de Salud Sonia Velázquez, pero las decisiones pasa por otro lado, a nivel gubernamental y político”.

“La dirección del Hospital es una decisión política, y estas son las reglas de juego y uno no plantea si está de acuerdo o no”.

“Todo esto se entiende como una ganancia de poder del piaggismo en mano de una decisión del Gobernador. Yo no puedo dejar de hablar que si uno puede estar 14 años en una función, con este nivel de hospital poder estar tanto tiempo, fue por el apoyo de mucha gente, pero fundamentalmente por el apoyo de Pemo Guastavino. SI no fuera por él yo no sería director del Hospital hace mucho tiempo. Creo que a Guastavino hay que reivindicarlo desde este punto de vista”.

Una cosa es el plano político y otra los manejos de la salud, por lo que siempre hemos tratado de trabajar en conjunto porque eso entendemos por salud.

Yo quiero dejar constancia de que siempre hemos trabajado coordinado con los centros de salud

La anteúltima reunión se hizo en el centro de convenciones y vinieron las autoridades provinciales y quedaron sorprendidos por el buen nivel y la altura en las discusiones que había entre los centros de salud y el hospital. Y eso hay que rescatarlo y mantenerlo.

Un gran porcentaje de los que se atienden de manera ambulatoria en el Hospital eligen el Centenario por sobre los centros de salud (CAPS)

Con todas las áreas municipales, el Centenario no ha tenido inconvenientes cuando han trabajado juntos, y eso es porque todos sabemos que lo primordial es el paciente.

A las próximas autoridades les quedará un hospital totalmente diferente al de 2005, porque las exigencias y la salud pública son diferentes.

Hoy en el hospital, hay una conducción mucho menos verticalista, y no es fácil transformar una institución verticalista en una horizontal.

Los servicios y la sobre exigencia no son las mismas.

El hospital siempre tiene las patologías y situaciones más conflictivas. Maltrato y abusos van al hospital, si es un caso complejo también va al hospital. Y esto influye en la conflictividad local. Y en todos estos años, esto ha disminuido. No estoy diciendo que no existan las malas praxis, sino que tenemos menos casos.

Dejamos una tecnicatura de enfermería, algo muy importante porque teníamos un déficit de alrededor de 250 enfermeros. En esa época el único lugar donde se podía estudiar era Concepción del Uruguay. Y en 2009 pusimos en marcha la tecnicatura: egresan entre 50 y 60 anuales, lo cual abastece tanto al ámbito público como el privado. Hace diez años que estamos en marcha y sigue el mismo promedio de inscripción.

Hemos tenido una estructura para superar todo tipo de complicaciones y hemos superado cada uno de los obstáculos.

Dejamos un Hospital con servicios fuertes y activos, y que debe seguir sumando.

No hemos tenido contacto con los que asumiría la nueva dirección, pero estoy segura que se va a dar.

Desde el ministerio quieren que haya una transición ordenada.

Embed

Emiliano Zapata

Zapata.jpg

“Suponíamos que el cambio se iba a dar y que no iba a ser en el verano., pensábamos que se iba a dar después del verano y el carnaval. Finalmente, va a suceder así porque nosotros nos vamos el 29 de febrero”.

“La idea era que esta dirección ampliada tuviera continuidad y dentro de esta continuidad podía ser cualquiera de los compañeros que forman parte de este equipo. Todos están capacitados para dirigir el Hospital con este mismo equipo”.

“Esperaba la continuidad, pero conocemos y sabemos cómo son los movimientos políticos y cómo se dan las cosas”.

“Ya lo he dicho: para mí es lógico que el Hospital sea pretendido por quien trabaja en la salud municipal”.

“Creo también que fue un espacio ganado para el piaggismo, y hacía mucho tiempo que quería tener el poder del Hospital Centenario. Y es lógico que así sea porque son las reglas de la política. Sabíamos que tarde o temprano la dirección de las políticas de salud de la ciudad iba a pasar a manos del municipio. Y esto tampoco sorprendió a Pemo”.

Creo que en cuanto a la relación con los otros centros de salud, siempre hubo una relación con el J.J. Franco y el hospitalito Baggio.

Ahora bien, desde lo estratégico no es lo mismo hablar entre personas de un mismo espacio que entre personas que pertenecen a diferentes sectores políticos.

Una cosa es el plano político y otra los manejos de la salud, por lo que siempre hemos tratado de trabajar en conjunto porque eso entendemos por salud.

Yo quiero dejar constancia de que siempre hemos trabajado coordinado con los centros de salud

La anteúltima reunión se hizo en el centro de convenciones y vinieron las autoridades provinciales y quedaron sorprendidos por el buen nivel y la altura en las discusiones que había entre los centros de salud y el hospital. Y eso hay que rescatarlo y mantenerlo.

Un gran porcentaje de los que se atienden de manera ambulatoria en el Hospital eligen el Centenario por sobre los centros de salud

El trabajo es totalmente en común y no hay diferencias.

Nunca perdí relación con el piaggismo: tengo muchos compañeros y amigos y mantengo la misma relación que hemos tenido siempre. Con muchos hemos trabajado juntos en la gestión de Juan José Bahillo.

Sí puedo decir que quizás en la interna entre Grané y Piaggio de 2015 estuvimos enfrentados políticamente, pero nada más.

Con todas las áreas municipales, el Centenario no ha tenido inconvenientes cuando han trabajado juntos, y eso es porque todos sabemos que lo primordial es el paciente.

Tenemos de alguna forma cerrado y definido el año 2018 con el tribunal de cuentas. Y los datos de 2019 esperamos tenerlos listos para el 8 de enero.

2019 fue mucho más complicado que los últimos años

Dejá tu comentario