Me-Gusta-960x120-CARO
Mundo |

Gracias a una propina no tendrá que trabajar nunca más en su vida

Taskin Dasdan es trabajador de un lujoso hotel y no esperaba que la vida lo sorprendiera cuando uno de los turistas habituales del complejo le diera una gran cantidad de dinero.

El botones de un lujoso hotel acudió como todos los días a su puesto de trabajo sin saber que la fortuna lo sorprendería.Taskin Dasdan disfruta de conocer a turistas de todo el mundo que se hospedan en el Korur De Lux, algunos al ser tan recurrentes pasaron a ser clientes habituales.

Dasdan recibió a Charles George Courtney, un huésped habitual del lujoso hotel ubicado en Turquía, en muchas ocasiones. Pero no esperaba que el turista le diera una propina millonaria que le cambiaría la vida. El hombre lo había incluido en la herencia de su testamento.

Según publicó el medio inglés Metro, Courtney, de ciudadanía británica viajaba todos los veranos a Turquía y se alojaba en la habitación 401. Hace unos años le había dado algo de dinero a Dasdan para ayudarlo con la educación de sus hijos y frente a esta situación el trabajador "no esperaba nada más".

El trabajador aseguró que a todos los huéspedes los trata como "si fueran familia" y además contó que cumple con sus funciones desde la apertura del hotel en 1990. Lleva más de tres décadas conociendo a miles de turistas y reveló que el hombre británico llegaba a lugar todos los años y pedía la misma habitación.

La 401 fue bautizada como "la habitación de Charlie". Más allá de la excelente relación que tenía el botones con el turista, nunca hubiera esperado semejante gesto al incluirlo en su testamento para que recibiera parte de su herencia millonaria.

Dasdan recibió un llamado de funcionarios de Inglaterra que le habían revelado que era uno de los herederos de Charlie, quien había fallecido a principios de 2021. Con este gesto inesperado el hombre no necesitaría trabajar más, pero sorprendió a todos al tomar un decisión sobre su situación laboral.

Pese al golpe de fortuna el botones continuará con su trabajo, como la hecho desde 1990 a la fecha. Expresó que ama lo que hace y que aunque está "increíblemente agradecido" seguirá en su empleo porque le gusta la oportunidad de "conocer a gente de todo el mundo".

El trabajador es oriundo de Aydin, Turquía, y en cuanto a la suma de la herencia millonaria que recibió esta no fue develado, pero es lo suficiente como para no tener que trabajar nunca más.

El botones no fue el único beneficiado por parte de la herencia de Courtney también han sido incluidos en el testamento otros trabajadores del hotel para gran sorpresa de la familia del turista inglés.

Dejá tu comentario