Ciudad |

Gran éxito de la cena show para recaudar fondos para LALCEC

La filial local de la entidad que lucha contra el cáncer organizó este fin de semana junto a El Ateneo un evento para conseguir fondos que serán destinados a causas sociales. Hubo un gran apoyo por parte de la comunidad y aseguraron otro festejo solidario en unas semanas más. La sede local de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC) junto a El Ateneo Gualeguaychú organizó el sábado pasado en el salón del Club de Leones una cena show para recaudar fondos que serán destinados a diferentes acciones y emprendimientos para luchar contra la enfermedad. La comunidad de Gualeguaychú brindó un gran apoyo al evento solidario, al punto tal que no quedaron lugares sin vender y el salón ubicado sobre calle San Martín estuvo colmado de integrantes de la comunidad gualeguaychuense. Durante la noche, los que fueron a la fiesta disfrutaron de un menú variado que incluyó empanadas, hamburguesas y choripán. Además, para el momento del baile, se habilitó una cantina para despachar bebidas a precios económicos. El show estuvo a cargo primero de Roxana Fiorotto y luego del Vasco Zuluaga, que interpretó un popurrí de sus mejores interpretaciones, comenzando con canciones folklóricas, pasando luego a las melódicas y terminando con un repertorio de música popular que hizo que todos ocupen la pista de baile. También La última acción solidaria de gran envergadura realizada por LALCEC se concretó en octubre del año pasado, cuando llegó a la ciudad el mamógrafo que compraron luego de una  campaña ardua que realizaron junto a Los Leones de Gualeguaychú. Esta iniciativa tuvo un costo de $1.575.574. El mamógrafo fue emplazado en la sede de LALCEC, en 25 de mayo 1560, y desde que se puso en funcionamiento estuvo a disposición de cualquiera que se acerque a realizarse el estudio para la detección temprana del cáncer de mama, que pasada cierta edad las mujeres deberían hacerlo de manera anual. Con el nuevo mamógrafo en LALCEC se puede realizar el estudio abonando un precio mínimo que es destinado a cubrir la mano de obra del técnico en mamografía especialmente capacitado para manejar el aparato, o de manera gratuita en caso de no poder afrontar ese costo. Debido a la alta concurrencia y el éxito de la fiesta, la idea de LALCEC es realizar eventos como el del fin de semana pasado varias veces más durante este año –se estima que la próxima será en julio y luego una más en septiembre–, sobre todo porque luego de la gran inversión realizada con el mamógrafo ahora debe recaudar nuevamente fondos para otras iniciativas solidarias destinadas a la ciudad que son vitales para luchar contra el avance del cáncer.

Dejá tu comentario