Me-Gusta-960x120-CARO
Deportes | Gualeguaychú

Gualeguaychú, a 57 años del primer título entrerriano

El 1 de mayo de 1964, la selección juvenil de fútbol derrotó 5 a 3 a Chajarí, en el Estadio Municipal y se corona campeón del primer certamen provincial organizado por la flamante Federación Entrerriana de Fútbol.

En el juego de ida, había ganado en Chajarí 2 a 1, dando un paso decisivo para quedarse con la corona. Fue un logro brillante, porque culminó invicta y superó con amplitud a casi todos sus rivales, a lo largo de los 10 partidos, con 9 victorias y un empate.

Marcó 44 tantos y recibió 15, con Carlos Roberto Olano, atacante de La Vencedora, como máximo artillero, con 20 goles.

Aquella primera edición 1963-64, tuvo a las dos selecciones de Gualeguaychú en la instancia decisiva, pues la mayor definió la corona con Concordia, que en definitiva fue el primer campeón destaca el periodista deportivo e historiador Roberto José Morales.

Dirigida por Pedro Pablo Pérez; con Pedro Pereda como ayudante de campo, Francisco Medina, que se desempeñaba como utilero y Heraldo Ríos, como planillero e Isaac Vaena, delegado, aquel plantel estuvo integrado por Miguel Ángel Piccini (La Vencedora); Carlos "Beto" González (Pueblo Nuevo), Bernardo Quiroga (Sud América), Horacio Parra (Pueblo Nuevo), Dardo Jordán (Black River), Domingo Malvido (Pueblo Nuevo), Enrique Mujica (Pueblo Nuevo), Carlos Roberto “María” Olano (Defensores del Oeste), Héctor Darío Rodríguez (Defensores del Oeste), Raúl Frissiones (La Vencedora), Andrés "Tachuela" Salva (Pueblo Nuevo), Roberto Lazo (Pueblo Nuevo), Héctor Delgui (Black River), Enrique Nazar (Sporting), Juan Domingo Ríos (La Vencedora), Félix Santiago Antúnez (La Vencedora), Federico Insaurralde (Pueblo Nuevo), Adolfo Perezzón (La Vencedora) e Ignacio Goycochea (Racing Club). Como se puede apreciar mayoría de jugadores de La Vencedora, Pueblo Nuevo y Black River.

El seleccionado juvenil de la Liga Departamental ganó invicto la Zona B, al dejar en el camino a su pares de Gualeguay, Victoria, Nogoyá, Concepción del Uruguay y Rosario del Tala, para acceder a la final y definir el título frente a Chajarí, vencedor de la Zona A.

El partido de ida se disputó en el norte de la provincia y fue victoria de Gualeguaychú por 2-1 y dar así un gran paso hacia la consagración, que de todas maneras se hizo esperar acotó el portal antes mencionado.

El motivo fue que la segunda final se suspendió porque la Liga de Chajarí adujo no contar con jugadores y medio de traslado, debido a que se había notificado muy sobre la hora, la fecha de disputa del encuentro revancha, previsto desde un principio para el sábado 12 de abril.

Siete días más tarde, una imprevista lluvia volvió a postergar el partido, con la delegación de Chajarí ya en Gualeguaychú, de la cual se marchó sin jugar.

En los días siguientes, hubo varias conjeturas y hasta se especulaba con que el combinado chajariense cedería los puntos y de esa manera el seleccionado local ganase el campeonato sin jugar.

Sin embargo, a dirigencia de la Liga insistió ante sus pares del norte provincial para que el partido se juegue y se acordó disputar la revancha el 1º de mayo de 1964.

Llegó el día y nada impidió que para Gualeguaychú derrotara a su rival 5-3 y se coronara como el primer campeón entrerriano a nivel de selecciones juveniles.

La campaña del brillante equipo

En el inicio derrotó a Concepción del Uruguay 4-1 y 2-1. Categóricos fueron los triunfos obtenidos sobre Gualeguay. El equipo de Gualeguaychú, que lucía una casaca similar a la de Gimnasia de La Plata, se impuso 4-2 y 7-1.

Empató con Nogoyá 2 a 2, a quien luego derrotó en forma contundente como local por 8-2. Y posteriormente doblegó a Victoria 6-1 y 4-1.

En total, disputó 10 partidos, de los cuales ganó 9 y empató el restante. Logró señalar 44 goles a favor y recibió 15 goles en contra.

El máximo artillero del equipo fue Carlos Roberto Olano con 20 tantos. El delantero se destacó por su velocidad y definición. Sus hijos, Alejandro y Ramiro, siguieron sus pasos. Alejandro fue pieza clave en la obtención del título entrerriano en el 88. Cabe destacar que Héctor “Tito” Delgui, jugador de Black River, luego Racing, después de colgar los botines se inclinó por la dirección técnica, sobresaliendo su labor en Independiente y en el seleccionado juvenil del 88 que se consagrara campeón entrerriano con figuras de la talla del “Polaco” Arenas, Sebastián Romani, Juan Melgar, Mariano Aguilar, Ángel Ríos y Alejandro Olano entre otros.

Dejá tu comentario