Ciudad | Gustavo Bordet | Martín Piaggio | Radio Cero | ASPO | comercios | coronavirus | Covid-19 | Gualeguaychú

Gualeguaychú continuará en ASPO, pero hay incertidumbre sobre la reapertura comercial

El Gobierno nacional no ha publicado el DNU con los detalles de la extensión del ASPO, el cual debe incluir a las medidas concernientes a Gualeguaychú. Esto implica la apertura de ciertos comercios minoristas, que el Municipio solicitó a Provincia el viernes pasado.

El avance de la pandemia del coronavirus covid-19 en el territorio nacional aún está lejos de poder controlarse, y los números arrojados desde Gualeguaychú no posicionan a la ciudad en un lugar tranquilidad. Sin embargo, la no publicación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) durante la jornada del domingo no permitió que la semana comience con las reglas claras.

Al cierre de esta edición, Nación aún no había publicado el DNU en el boletín oficial, por lo que los detalles de las disposiciones referidas a Gualeguaychú aún no estaban confirmados. Esto involucra la reapertura de algunos comercios minoristas, un pedido que el Municipio realizó a Provincia el viernes pasado.

Pero a pesar del pedido de reapertura comercial, lo cierto es que esto no indica que Gualeguaychú vaya a salir del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, algo que el gobierno local solicitó también a fines de la semana pasada que se siga manteniendo.

“El viernes solicitamos continuar en ASPO, porque para pasar a la fase de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO) hay que cumplir con tres requisitos, de los cuales Gualeguaychú hay dos que no cumple. El primero es la capacidad de respuesta del sistema sanitario, que ese sí lo cumplimos porque hay más camas; el segundo requisito es bajar o amesetar la curva de casos, que ese no se cumple porque la curva sigue creciendo; y el último requisito es la cantidad de días que lleva duplicar los casos, que tiene que ser menos de 15 y actualmente en la ciudad es de nueve o diez”, informaron a ElDía desde el Municipio, que además agregaron que “por todo esto creemos que tenemos que seguir en ASPO”.

“Al mismo tiempo, el viernes se envió una nota al gobernador Gustavo Bordet, mediante la cual se le pidió la habilitación de apertura de ciertos comercios minoristas, pero esto último está por resolverse”, añadió la fuente municipal.

Por su parte, desde el Centro de Defensa Comercial se mostraron confiados a pesar de que el DNU no esté aún publicado: “Calculamos que nos van a dejar abrir”, afirmó el presidente de la institución, Adolfo Solari, a ElDía.

“El DNU anterior vence cuando finalice el domingo, y si no hay uno nuevo consideramos que el lunes se puede abrir. Después veremos qué pasa, pero hasta que no esté el nuevo DNU no sabemos cómo nos va a cambiar la jugada”, expresaron a última hora desde el Centro de Defensa Comercial.

Sobre la reapertura comercial, el intendente Martín Piaggio sostuvo a fines de la semana pasada en Radio Cero (FM 104.1) que “hemos evaluado todas las posibilidades, escuchamos a todas las partes y pediremos al gobernador que Gualeguaychú mantenga el status de ASPO pero con algunas situaciones de flexibilidad, principalmente en lo relacionado con el comercio minorista, que puedan trabajar los comercios, pero que seamos estrictos en la circulación de personas”.

Crónica de una semana agitada

Piaggio pronunció estas palabras luego de una reunión en el despacho de la Municipalidad con Adolfo Solari, presidente del Centro de Defensa Comercial e Industrial de Gualeguaychú. Si bien hubo mucho hermetismo sobre lo que se habló, el representante de los comerciantes de la ciudad expresó que “fue una buena reunión, positiva. Pudimos coincidir con el intendente en avanzar para conseguir una solución conjunta”.

El encuentro entre Piaggio y Solari se dio luego de una serie de episodios que dejaron al sector privado y al Estado en su punto más álgido de conflicto: primero los comerciantes presentaron un amparo en el Juzgado Federal debido a que consideraban que no había ninguna normativa vigente que los obligue a cerrar sus puertas.

Este episodio obligó al Intendente a tener que ir al juzgado, y el conflicto se resolvió a última hora del miércoles cuando el DNU presidencial finalmente fu publicado. Sin embargo, el jueves los comerciantes se autoconvocaron a una marcha en auto, y la misma también quedó enquistada y al borde del escándalo cuando primero un auto oficial de la Dirección de Tránsito interrumpió la caravana automovilística y luego la Policía actuó contra los manifestantes en la zona de la Municipalidad.

Sin dudas, los últimos días de la semana pasada no sólo fueron los más complicados de la pandemia sino prácticamente de toda la gestión Piaggio. Y es por eso, que la reunión entre el Intendente y Solari se percibió como una especie de armisticio para apaciguar los ánimos a ambos lados, tanto en el Estado como en los privados.

Ahora, a la espera del nuevo DNU, todas las expectativas están puestas en el alcance del mismo en lo concerniente a Gualeguaychú y los permisos hacia los comercios minoristas que el Municipio solicitó a Provincia y Nación.

Dejá tu comentario