Ciudad | Gualeguaychú

Gualeguaychú fortalece su red de huertas familiares y comunitarias de "alimentos sanos"

Nuestra comunidad avanza en la producción sana y segura de alimentos, con cada vez más huertas familiares y comunitarias en toda la ciudad. Municipalidad e INTA trabajan juntos en el asesoramiento, asistencia y distribución de semillas.

Gualeguaychú avanza en su camino hacia la producción de alimentos sanos, en consonancia con el cuidado del ambiente y la salud. Las huertas se vuelven cada vez más importantes y, en este sentido, desde la Municipalidad de Gualeguaychú y el INTA se busca su incentivo, a través del asesoramiento, la asistencia y la distribución de semillas.

"Ya son alrededor de 500 las huertas que producen alimentos en nuestra ciudad." afirmaron desde la dirección de Ambiente de la Municipalidad. "La huerta hasta hace no muchos años era una práctica común de las familias. En el fondo de la casa, en un terreno, estaba la quinta, la huerta. Esa práctica se fue perdiendo, debilitando y hoy se hace cada vez más necesario recuperarla. Porque allí no sólo está la posibilidad de producir alimentos localmente sino también la oportunidad de recuperar una cultura sustentable de relación con la tierra" agregaron.

Huerta
Huerta de gualeguaychuenses
Huerta de gualeguaychuenses

Actualmente, sólo se produce en la ciudad alrededor del 5% de todo lo que se consume. La Municipalidad, a través del Plan de Alimentación Sana, Segura y Soberana (PASSS), además promueve la producción local de alimentos sanos, sin agroquímicos, a través del asesoramiento, la capacitación y el incentivo para la incorporación de técnicas sustentables.

Los distintos tipos de huertas

Hay huertas familiares, para autoabastecimieno; también hay huertas comunitarias, manejadas entre varias familias o vecinos; huertas de pequeños productores, que logran comercializar en ferias y mercados; y huertas institucionales, administradas por organizaciones, clubes, centros de salud, etc.

huerta
Vecinos trabajando la tierra.
Vecinos trabajando la tierra.

A su vez, hay huertas que vienen trabajando desde hace tiempo y otras que están arrancando. "Todo esto resulta fundamental para definir acciones de asesoramiento y acompañamiento desde el Estado" explicaron desde Ambiente.

Concluyeron que "en el contexto actual, de apremio sobre la salud y el ambiente, resulta imprescindible reafirmar la alternativa de huertas no sólo concibiéndolas como iniciativas particulares, sino como partes de un colectivo, de una red, y a su vez, desde el Estado, como una política pública."

Dejá tu comentario