Policiales |

Gualeguaychú: Se le revocó una probation y se lo condenó por robar una despensa

A 72 horas de haber sido detenido en la madrugada del lunes en la zona oeste de Gualeguaychú, Leandro Ramón Romero fue llevado a juicio por la fiscal Natalia Bartolo y en un procedimiento abreviado acordó la pena de un año de prisión de cumplimiento condicional.

Este hombre de 31 años, que fue detenido por última vez en calle Árigos de Elías y Nágera, ya había sido aprehendido anteriormente cuando fue descubierto intentando llevarse dos matambres y un vino de un supermercado en calle San Martín y Gualeguay. Por ese hecho, desde la Justicia se dictó una probation el 27 de junio pasado debido a su falta de antecedentes.

Romero vive en el barrio Quijano y lejos de amedrentarse por tener una probation, esta semana volvió a delinquir. Lo hizo cerca del lugar donde vive, en los primeros minutos de la madrugada del lunes. Hizo un boquete en una de las paredes del depósito donde funciona una despensa, en calle Nágera 271 y robó 400 pesos, 15 salames, 3 botellas de Fernet, una caja de chocolates y máquinas de afeitar.

No satisfecho con ese botín, cerca de las 4 de la madrugada regresó por más. Esta vez intentó llevarse 8 paquetes de pañales, dos cajas de caramelos, una caja de chicles, tres tarros de café, una bolsa de chupetines, encendedores, máquinas de afeitar, talco, 17 desodarantes y un blister de once bombillas.

La Policía fue alertada del robo y cuando llegó al lugar constató que se había hecho un boquete. Si bien el ladrón no estaba, el dueño del comercio aportó las imágenes de la cámara de seguridad y con los datos precisos fue fácil ubicarlo. Fue atrapado a las pocas cuadras, en Árigos de Elías y Nágera, llevando consigo mercadería diversa en paquetes cerrados.

La condena dictada este miércoles por la mañana es de cumplimiento condicional pero Romero no deberá cometer delitos por un plazo de 4 años, porque en caso contrario, si comete un nuevo delito, cumplirá el año de prisión de manera efectiva, más el tiempo que se fije por el nuevo hecho.

Además, se le impusieron reglas de conducta por dos años, entre las cuales se lo obliga a someterse a un tratamiento o concurrir a grupos para tratar sus adicciones a las drogas.

Dejá tu comentario