Política |

"Gualeguaychú se pone, un vez más, a la altura de los tiempos al adherir a la Ley Micaela"

La exprocuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, encabezó la jornada "Hacia una justicia con equidad de género", desarrollada en el Centro de Convenciones municipal. Rescató la lucha por el medioambiente y destacó, especialmente, la adhesión a la ley por la cual todos los estratos del Municipio deberán capacitarse en perspectiva de género.

“Me da mucha alegría visitar Gualeguaychú, porque es una tierra de carnavales y de encuentros, pero también de lucha. Con una comunidad que tantas veces se alzó reclamando justicia contra el abuso de poder depredador del ambiente, mostrando una tenacidad que impactó más allá del continente. Y la lucha sigue, por la conservación de los recursos naturales, por los derechos sociales, por el respeto a los Derechos Humanos, por la soberanía”.

De esta manera, la exprocuradora General de la Nación (2012-2017) Alejandra Gils Carbó comenzó sus exposición, frente a un Salón de Convenciones totalmente colmado. En su mayoría de funcionarios y empleados municipales, pero también hubo diversidad expresada en personal del Poder Judicial, la Policía, el Copnaf, la Asociación de Sordos, organizaciones feministas, de la ciudad, Pueblo Belgrano, Paraná y Larroque, y militantes políticos, entre otros.

77e7e409-4e7f-4982-8ae9-9a81b13b84f8.jpg

“Hoy lo que nos convoca es la lucha por la equidad de género, en momentos en que cobra visibilidad la necesidad urgente de poner fin a la violencia de género, a la par que avanza una cuarta ola de feminismo multitudinario y callejero, imparable”, describió quien ejerció como jefa de los fiscales de la República Argentina hasta el 31 de diciembre de 2017.

3aa2cd83-8985-4126-bdeb-9caf51cff7b9.jpg

“Digo cuarta ola porque hubo una primera en el siglo XIX, cuando las mujeres , que estaban en situación de sometimiento, luchaban por liberarse de padres, maridos y hermanos; la segunda, a mitad del siglo XX, cuando se reclamó el derecho al voto; a fines de ese siglo, cuando se inicia la lucha contra la violencia doméstica y por el reconocimiento político; y esta cuarta ola, esta nueva generación Ni una Menos, que es más transversal, que suma los reclamos de ciento de miles de mujeres, lesbianas, travestis y trans, que reclaman el respeto a sus identidades y una vida libre de violencia y discriminación”, acotó. Para destacar que “en ese sentido, Gualeguaychú se pone, un vez más, a la altura de los tiempos al adherir a la Ley Micaela, una ley que torna obligatoria la perspectiva de género en todas las instancias estatales. Es como ir a la raíz”.

2fd942a4-1349-4202-92c1-d7b8cda64ac0.jpg

“La cadena perpetua no detiene a los femicidas”

Antes de la exposición abierta al público, Gils Carbó dedicó unos minutos para charlar con ElDía. Sobre la legislación actual en la materia, la abogada y profesora universitaria, explicó: “A veces es criticado por los actores más conservadores, pero esto de que las altas penas no detienen el delito por sí solas tiene un claro ejemplo en los femicidios. La cadena perpetua no detiene a los femicidas”.

“Cuando hay desigualdades tan fuertes en todos los niveles, desigualdades que son estructurales, que son históricas, culturales, que se trasmiten por generaciones, no basta una sola política, no basta la ley. Pero sí ayuda, porque cuando la ley obliga a todas las instancias del Estado a impartir educación y perspectiva de género, sí es importante. En este sentido, es importante que abarque otros aspectos que no sean sólo la punición”, puntualizó. Y, en esta misma línea, ejemplificó con una de las políticas sociales desarrolladas por el gobierno de Néstor Kirchner.

“Cuando se estableció en 2004 una moratoria previsional para que pudieran percibir una jubilación las mujeres que habían hecho tareas no remuneradas en el hogar o habían hecho trabajos informales mal pagos, reconociendo esta falencia histórica de acceder al mercado laboral, todas esas mujeres vieron recompuesta esa posibilidad al poder acceder a una jubilación que las liberara del desamparo y la miseria, nada menos que en la vejez”, sintetizó.

Dejá tu comentario