Ciudad |

Gualeguaychú no puede recibir pacientes y Colón se quedó sin médicos

Lo que a fines de la semana pasada comenzó a suceder en Gualeguay, ahora se replicó en Colón luego de que se denunciara que a partir del domingo por la tarde no se pudo brindar más el servicio de pediatría.

Todo problema con infantes y los servicios de partos debieron ser derivados a Concepción del Uruguay. Por su parte, el servicio de terapia intensiva de Gualeguaychú oscila por encima del 70%, lo cual impide que se puedan recibir pacientes graves de otros lugares.

A 11 meses de la llegada de la pandemia a Entre Ríos, finalmente uno de los recursos más valiosos comenzó a colapsar: los profesionales médicos de diferentes localidades entrerrianas comenzaron a faltar, y las derivaciones a ciudades vecinas comenzó a ser por demás necesaria.

Todo comenzó a fines de la semana pasada, cuando la explosiva situación de la Terapia Intensiva del Hospital San Antonio de Gualeguay estalló al quedar dos días sin médicos terapistas. Según trascendió, sólo pudieron conseguir un profesional para hacer una guardia de 36 horas, pero sin abarcar todo este fin de semana.

Y ahora, la problemática se replicó en Colón: “Luego de las 14 horas del domingo nos quedamos sin pediatras, y esto seguirá asó hasta mañana (por el lunes), cuando reingresa la doctora Marín”, avisaron los profesionales de la vecina localidad, quienes explicaron que “por más que lo hemos intentando y hemos llamado a más de 10 pediatras, no hemos podido hallar a nadie dispuesto. Por lo tanto, a partir de las 14 horas los partos y cesáreas se deberán ser derivados al Hospital Urquiza. De Concepción del Uruguay”.

Lamentablemente, esta problemática es un tema que se viene repitiendo en varios puntos de Entre Ríos y que los directores de todos los hospitales de la provincia están tratando de afrontar, como también escuchan el mismo cuestionamiento por parte de los profesionales de la salud.

“Hay una necesidad muy grande de readecuar los sueldos del sector relegados, sobre todo si los comparamos con provincias cercanas, que son las que nos chupan profesionales”, denunció uno de los médicos afectados.

Sueldos bajos, guardias infinitas, agotamiento mental y físico luego de casi un año de pandemia, recursos humanos escasos y, en algunos casos, enojados y embroncados son algunos de los síntomas que tiene este presente en el cual comienzan a colapsar los sistemas de salud, ya no solamente por la falta de lugar en las terapias intensivas o la falta de recursos como los respiradores o el oxígeno, sino ahora también por la falta de médicos.

La situación en Gualeguaychú

Al igual que los últimos domingos, el Hospital Centenario dejó de enviar el parte diario de contagios y la situación epidemiológica de la ciudad. A diferencia de los fines de semanas anteriores, esta vez no culpó a un problema técnico sino que informaron el día anterior (por el sábado) que "siguiendo los lineamientos del Ministerio de Salud de Entre Ríos, el Hospital Centenario informa que no se realizará la difusión del parte diario de la situación sanitaria de Covid-19 por parte del Nodo Epidemiológico los días domingo" y que “los lunes se informarán los contagios de las últimas 48 horas".

Sin embargo, los números del sábado, que mostraron que el número de contagios se mantenía estable, informó también un dato preocupante: la ocupación en terapia intensiva había trepado al 73%.

De manera más específica, el Centenario informaba que la ocupación en unidades de terapia intensiva es del 73%, en internación moderada es del 33%, y en internación leve (Sala E) es del 16%.

Este escenario pone a Gualeguaychú en una situación complicada debido a que con esta cifra en UTI dificulta la posibilidad de recibir pacientes de otras localidades, e inclusive pone en riesgo al sistema de salud local en caso de que haya una disparada de nuevos casos y de pacientes con problemas graves por culpa del coronavirus.

Dejá tu comentario