Ciudad | Economía | Precios

Gustavo Níssero: "La escalada del dólar se hace sentir en los pequeños y medianos negocios"

El Vicepresidente del Centro de Almaceneros habló sobre la suba de precios y la incertidumbre de no saber a qué precio vender. Dijo que los pequeños y medianos negocios del rubro atraviesan momentos difíciles que se agravan con la suba del dólar y de los productos de primera necesidad.

Nueve de la mañana del miércoles, hora en que los proveedores comienzan a llegar a los locales de la ciudad para dejar el pedido, formular uno nuevo o cobrar una cuenta. Algo rutinario que en estos días tiene un aditivo. El mismo consiste en saber a qué precio va a llegar determinada mercadería y cuanto se la tiene que comercializar en el mostrador.

Gustavo Níssero, propietario de una despensa, y vice del centro de Defensa Comercial, entrevistado por ElDía y Radio Cero dijo, en una pausa de su trabajo, que entre la “noche del domingo y el lunes cambió todo”.

Era algo que “avecinaba”, pero “nunca imaginamos que iba a ser de tal magnitud”. Dijo que “la falta de precios es algo que no preocupa, además la lista de pedidos que se elevaron a los mayoristas grandes que normalmente se hacen el domingo por la noche no se cumplieron. El lunes nos avisaron que no lo iban a entregar, situación que te deja inmerso en un clima que no es el mejor”. Níssero no se quedó cruzado de brazos, razón por la que el martes “me hice un viaje a Buenos Aires. Recorrí buena parte de los locales donde operan los mayoristas y me encontré que todos estaban con las persianas bajas”.

Y como suele suceder en este tipo de situaciones los distribuidores llegan con “precios nuevos sin previo aviso, lo que no deja de ser un problema, debido a que son varios los que nos visitan”. En el caso del pan “aumentó un 20, cuando se esperaba entre un 10 y un 15%”. Aclaró que “no es culpa del panadero ni mía, tampoco del cliente al que le tenemos que aumentar el precio”. Agregó que en la mañana del miércoles lo visitó un distribuidor local de “material descartable que está entregando mercadería del stock que tiene en el afán de cuidar su clientela y seguir en un rubro que se maneja acorde a los vaivenes del dólar”.

Señaló que en los “lácteos”, algunos “productos no subieron, pero los distribuidores locales retiraron las promociones y el precio que en mi caso vendí el lunes es que tengo que reponer, por el miércoles, hoy. Pasando en limpio vendí productos al costo”. Acotó que “tampoco tienen listas”. Mientras que las golosinas “subieron un 15%”, aunque “muchos distribuidores no se animan a pasar un porcentaje y aguardan que pasen unos días para tener un panorama más certero”.

En el rubro artículos de limpieza señaló que el aumento “llega al 30%” por los “componentes que en algunos casos son importados, y en consecuencia dolarizados”.

Remarcó que despensas, almacenes, kioscos no pueden “cerrar las puertas, aguardar unos días, porque contamos con mercadería perecedera que hay que vender, y lo más importante, la gente que todos los días llega con sus pesitos a comprar. Gente de años que no podemos dejar sin atender”.

Señaló que no “no hay desabastecimiento, pero estamos en días en que los mayoristas no entregan mercadería”. Acotó que tampoco la “gente se agolpa para comprar en cantidad porque no cuenta con el poder adquisitivo para comprar grandes volúmenes, solo lo justo y necesario”.

En cuanto a los alimentos para mascotas, contó que “distribuidores locales y de afuera no están entregando mercadería, generando dudas entre quienes se dedican al rubro, debido a que no saben a qué valor comercializar, o si le conviene cerrar unos días”.

Trazando un panorama general subrayó que el “producto que vendimos el viernes, inclusive el lunes, lo hicimos al costo o por debajo del mismo, algo que se siente con fuerza a la hora de reponer mercadería”. En cuanto al movimiento en despensas y almacenes, comentó que “ el vecino tiene que comer y recurrir al almacén del barrio. Eso sí, se cuida en las comprar y adquiere lo elemental”.

Dejá tu comentario