Policiales |

"Hay lugares donde el comercio de drogas es un negocio familiar"

El jefe de Policía Departamental, Cristian Hormachea, defendió la ley de Narcomenudeo como "una herramienta muy eficaz" y aseguró que "no es necesario estar en campaña política para darse cuenta que Gualeguaychú es una ciudad con drogas en diferentes barrios".

Luego del amplio operativo policial del martes por la tarde, el Comisario Mayor detalló que el allanamiento duró siete horas, desde las 13.30 a las 20.30, en “lugares donde se fraccionaba y comercializa estupefacientes”. Señaló que se llegó al allanamiento, tras un “trabajo investigativo que duró un mes”, y agregó que los detenidos no cuentan con antecedentes.

Sobre la ley de Narcomenudeo destacó que se “trata de una herramienta invalorable y que veníamos reclamando desde hace bastante tiempo, que facilitó notoriamente las tareas investigativas”. Además “nos permite actuar con dinamismo y practicidad en lo que respecta al tiempo que nos demanda”.

Hormachea comentó que con en el narcomenudeo “se ataca directamente a la comercialización, los kiosquitos de drogas en los vecindarios” y señaló que “se trata de ir hilvanando en la investigación los distintos eslabones en la cadena de comercialización, para llegar lo más lejos posible en cuanto a los proveedores”, destacó el Jefe de Policía en referencia al procedimiento bajo la ley nacional en la que actúan los juzgados federales.

Con la nueva Ley de Narcomenudeo, que entró en vigencia en mayo del 2018, se busca desbaratar los puntos de ventas, pero muchas veces se identifica en las tareas investigativas las personas que traen la droga hasta los kioscos. “La Departamental ha realizado allanamientos en donde se logró arribar a un tercer eslabón en esa cadena, y si la investigación da para seguir avanzando pasa al Juzgado Federal, para identificar a los grandes proveedores”, indicó en declaraciones a ElDía.

El Jefe Departamental contó que “los trabajos de inteligencia se planifican en Jefatura y todos los días hay reuniones con el personal de Toxicología”. Luego, en base a la información que se recaba, se chequea y es allí cuando se decide si “se canaliza por el Juzgado ordinario, o si es algo en lo que se puede avanzar mucho más arriba, a través del Federal”.

La droga en la ciudad

Hormachea opinó que “Gualeguaychú no es una ciudad ajena a la droga como la mayoría de las urbes del país. No está exenta y no hace falta estar en campaña política para darse cuenta que la ciudad tiene drogas. Y si nosotros queremos como sociedad, limpiar la ciudad, hagámonos cargo desde el primer día. No desde el momento en que salimos de campaña política”.

“Todos los días hay algo que hacer en el submundo de la droga”, dijo el comisario y que “si nos despertamos ahora en el marco de una campaña política bienvenido sea, porque es preferible despertar tarde que nunca”. Pero cuestionó que “si lo hacemos ahora (despertar) comencemos a trabajar como sociedad y de manera mancomunada”.

Aseguró que las fuerzas de seguridad y la Justicia no pueden hacer demasiado solas, debido a que “se requieren testimonios, lugares donde poder seguir los pasos de los supuestos traficantes, poder recolectar pruebas, y si no logramos tener el compromiso del vecino que nos facilite esos espacios, resulta complicado llevar adelante un proceso”.

Por último, Hormachea aseguró que “la comercialización de estupefacientes se ha transformado en un negocio familiar”. Dijo que “tenemos sobrados casos que lo demuestran”. “Uno ataca, detiene personas, y a la semana otros integrantes, familiares del detenido, están vendiendo”.

Recordó que “en el barrio Yapeyú efectuamos un procedimiento y al mes y medio, familiares de las personas involucradas, estaban comercializando”. “Se tomaron una serie de medidas que neutralizaron esas ventas, pero no descartamos que surjan de vuelta, por lo que tenemos que estar muy atentos”, puntualizó.

Dejá tu comentario