Policiales |

Hicieron una fiesta clandestina y cuando llegó la Policía los atacaron a piedrazos

Los vecinos denunciaron que por segundo fin de semana consecutivo, un sujeto del barrio, organizó una fiesta clandestina en su vivienda. Al llegar la policía, los concurrentes escaparon y arrojaron piedras a los uniformados.

Alrededor de las 5 de este domingo se tomó conocimiento que en el Barrio Campo de Mayo, Pasaje Hermana Rosa Gutiérrez, de la ciudad de Federal, se estaría realizando un encuentro no autorizado con varias personas, y que estarían perturbando el vecindario con ruidos molestos, en clara infracción al Decreto de Necesidad y Urgencia vigente a la fecha.

Al llegar el personal policial al lugar, se determinó que el encuentro se estaba desarrollando en una vivienda ubicada en el sector interno de dicha manzana, ocupada por un masculino de 31 años de edad, quién sería el organizador de dichos encuentros.

Al percatarse el acercamiento de los móviles policiales, el grupo de personas huyeron hacia casas vecinas, dado que se encuentran separadas solo por bajos tejidos, como tampoco se logró dar con el citado masculino.

Además, los efectivos recibieron como respuesta desde el interior del barrio, que se arrojaran piedras, cuyo destino no solo eran los policías intervinientes, sino viviendas vecinales, a los que presuntamente, indican como quienes los delatan ante los uniformados.

Como resultado de dicha agresión, no se constataron lesiones en las personas, ni daños en las viviendas ni móviles policiales.A raíz de ello, un vecino radicó una denuncia ante esta Jefatura Departamental.

Según los registros existentes en esta Dependencia policial, el propietario de la vivienda, el fin de semana anterior había sido notificado formalmente del contenido del Decreto de Necesidad y Urgencia, a modo de advertencia, por un encuentro no autorizado, similar al informado.

Con todos estos elementos se comunicó la situación a la Sala penal N° 2 del Juzgado Federal de la ciudad de Concepción del Uruguay, que dispuso medidas al respecto, y la remisión de todas las actuaciones labradas al respecto, quedando involucrado en dicha causa el propietario de la vivienda, que deberá rendir cuentas ante la autoridad judicial.

En el marco de dicha intervención, se procedió a la aprehensión de un masculino de 18 años de edad, que se encontraba en las inmediaciones, en evidente estado de ebriedad, que arremetió verbalmente contra los uniformados, por lo que fue trasladado a esta Jefatura Departamental, sin perjuicio de determinar si el mismo participaba anteriormente se ese encuentro y comunicar al Juzgado interviniente. Fuente: (Federal al Día).

Dejá tu comentario