Policiales |

Horror en Concepción: ahorcó a su pareja y se suicidó inhalando gas

Un nuevo femicidio estremece por estas horas a Concepción del Uruguay. El martes por la mañana hallaron a una pareja muerta en un domicilio en el barrio San Isidro, y aunque no se descartó ninguna hipótesis, la que tomó mayor fuerza fue la del homicidio seguido de suicidio.

Eduardo Romero, un hombre de 50 años, presentaba una herida de arma blanca, pero no fue esta la que causó su muerte. Cuando la Policía ingresó al lugar constató que dentro de la vivienda, en distintas habitaciones de la casa, había dos garrafas que se encontraban abiertas y se confirmó que había muerto a consecuencia de la inhalación de monóxido de carbono.

Pero la víctima de esta historia es Susana Pereyra, una mujer de 35 años que era pareja de Romero. Ella se encontraba acostada en la cama sin lesiones externas, pero tras la autopsia se confirmó que falleció por asfixia mecánica y su muerte ocurrió antes que la del hombre.

Estos datos claves sobre las causas de muerte fueron claves para esclarecer lo sucedido. Para los investigadores se está ante un caso de femicidio seguido de suicidio, pero más allá de todo esto que a prima facie se tiene sobre la mecánica de los hechos, se deberán aguardar los resultados de los estudios anatomopatológicos que fueron remitidos a Paraná.

El trágico hecho sucedió en una casa de calle Urquiza 1014, a metros de calle Las Glicinas. Un hombre llegó al lugar porque observó signos de un principio de incendio y al no tener respuesta alertó a la Policía. Inmediatamente arribaron móviles al lugar y los funcionarios policiales se vieron obligados a forzar la entrada. Al ingresar encontraron signos de haber existido fuego, un fuerte olor a quemado y a gas, que tornaba imposible respirar en la vivienda.

Los uniformados hallaron una garrafa abierta y mientras recorrían la casa encontraron otra en las mismas condiciones, en la habitación donde se hallaban los cuerpos de Romero y Pereyra tendidos sobre la cama.

El comisario Miguel Anselmo Pérez, jefe departamental de la Policía Departamental Uruguay, descartó que se trate de una situación de robo, ya que el hombre -que era el inquilino de la propiedad- se dedicaba a la música y en la parte externa de la casa había elementos de valor que no habían sido tocados. "Se está más en condiciones de asegurar que hubo un homicidio seguido de un suicidio", detalló Pérez.

Romero dejó una carta en donde explicaba lo que sucedió. "El hombre dejó dicho para quién era cada uno de los elementos que estaban fuera de la casa y describió los motivos que lo empujaron a semejante accionar", reveló el Jefe de Policía aunque no trascendieron detalles de los motivos que desencadenaron el crimen. Fuente: 03442 / La Pirámide

Dejá tu comentario