Policiales |

Incendiaron el auto del hombre acusado de causar a golpes la muerte a su beba

Se cree que integrantes de una comunidad gitana quisieron vengar la muerte de la nena de dos años. Se ordenó custodiar la casa y al detenido, para que no se autoelimine o sea asesinado por otros presos. Se sabía que había un gran malestar en la comunidad por la situación que provocó la muerte de una nenita de dos años que se le constataron torturas, lesiones, quemaduras y desnutrición. Por el hecho quedó detenido el padre de la víctima, al cual algunas personas juraron que vengarían toda esta tragedia. Ayer a la tarde se debió ampliar la custodia en el hospital San Roque porque hubo algunas personas que intentaron hacer justicia por mano propia cuando se enteraron que el padre estuvo en el lugar antes de que quedara detenido. Tras conocerse el deceso de la criatura, los hechos de violencia se incrementaron y en la propia Alcaidía de Tribunales se apostaron personas de comunidades gitanas para saber si Miguel Jorge Cristo se encontraba detenido. Tras disponerse la prisión preventiva por 60 días en el penal de Paraná, se produjeron dos novedades: una orden de refuerzo de la seguridad del gitano detenido de 28 años, y la restante los constantes episodios de violencia que se mantienen contra allegados o bienes del acusado.   Máxima seguridad Teniendo en cuenta lo sucedido en los últimos tiempos con personas que han sido vinculadas a graves hechos policiales, y que tomaron decisiones extremas de hasta quitarse la vida (tal es el caso del acusado de abuso sexual y femicidio en Esperanza; del femicidio en Federal y en Buenos Aires), es que se dispuso reforzar la seguridad de los privados de la libertad por hechos aberrantes. De ese modo, para evitar que puedan ser "ajusticiados" por otros presos detenidos en las Alcaidías de Tribunales, en la cárcel de Paraná, o bien para neutralizar cualquier intento de suicidio, es que se dispuso la custodia preventiva por el tiempo que sea necesario.   La venganza Lo que si no se pudo evitar fue el incendio intencional del auto del gitano detenido. En la tarde de este viernes, cerca de las 14 se produjo un foco igneo en un Renault 19 que se encontraba estacionado en calle Miguel Angel Cordini. El vehículo estaba frente a la propiedad del imputado de Homicidio Calificado por el vínculo. Tras la aparición del fuego, una dotación de bomberos zapadores debió sofocar las llamas que afectaron el 70 % del vehículo. Algunos vecinos indicaron a la Policía, que no descartaban que los responsables de los daños hayan sido personas de una comunidad gitana. Por todo esto es que desde la Policía y la Justicia se coordinó la colocación de una custodia permanente en el domicilio del acusado. Hoy en la propiedad no se encuentra nadie, porque el resto de la familia se encuentra monitoreada por el Copnaf y la pareja del detenido, fue internada para dar a luz. Así y todo, en las redes sociales hubo comentarios que en algún momento, tarde o temprano, se producirá si o si el acto de justicia por mano propia. UNO

Dejá tu comentario