Me-Gusta-960x120-CARO
Política |

Ingresó en Diputados un pedido formal de juicio político al Juez Emilio Castrillon

La presentación la realizó el referente de la cultura entrerriana Daniel Tirso Fiorotto. En su escrito describe todas las faltas por las cuales está acusado el actual Vocal del Superior Tribunal de Justicia.

Daniel Tirso Fiorotto, de aquilatada trayectoria en los medios de comunicación y referente de la cultura entrerriana, se presentó este jueves en la Mesa de Entradas de la Cámara de Diputados de Entre Ríos, para solicitar formalmente la realización de un juicio político contra el Vocal del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Haroldo Castrillon.

En un escrito de 34 páginas, Fiorotto fundamenta su solicitud en una serie de hechos y situaciones atribuidas a Castrillon, en las que el juez habría incurrido en “mal desempeño”, sea por “violencia de género”, en varios casos, como también por “reiteradas conductas demostrativas de falta de mesura, equilibrio, autocontrol, decoro, deferencia, circunspección y compostura para el ejercicio de sus funciones como miembro del Superior Tribunal de Justicia (Art. 140 Constitución Provincial y artículos 8 y 17 inciso 7 de la Ley Orgánica de Tribunales)”.

En la parte medular del documento presentado por Daniel Tirso Fiorotto, se describen varios hechos, y, en cada caso, también se ofrecen pruebas y testimoniales.

Además de los casos más conocidos, como los episodios filmados en un drugstore de La Paz, la denuncia contra Castrillon que presentara la Vocal Susana Medina de Rizzo, lo mismo que los mensajes amenazantes que habría enviado a mujeres que integran la comisión directiva de la Asociación de la Magistratura, Fiorotto hace hincapié en empleadas y empleados del Poder Judicial que habrían sido víctimas de los embates violentos del magistrado, tal como quedó reflejado en la investigación publicada por la Revista Análisis en su última edición impresa.

La complicidad hacia adentro del Poder Judicial

Fiorotto deja en claro que todos los hechos relatados en su escrito podrán “ser probado con la producción de la prueba que dejaremos solicitada en esta presentación”. Y, de inmediato, cuestiona el silencio cómplice hacia adentro de la Justicia: “Debo decir sin temor a equivocarme, que lo que ha sido público en las esferas del Poder Judicial, fue completamente silenciado hacia fuera. Las mujeres y también los hombres, le han temido y lamentablemente estos últimos, lo han tolerado”.

En otro pasaje del documento, introduce una comparación, útil para desnudar esa complicidad a la que señaló anteriormente: “Se está juzgando en este momento a un Juez de Paz de Gualeguay, por una causal vinculada a violencia de género, en una situación que si la comparásemos solo superficialmente con los antecedentes de violencia del aquí denunciado, consideraríamos insignificante al lado de las enormes situaciones generadas por Castrillon en el curso de su vida laboral judicial”.

Dejá tu comentario