Insólito |

Insólito descubrimiento de un periodista inglés sobre la nieta de los Chalchaleros

La controversia sobre la vida irreal que refleja Instagram trascendió las fronteras. "No hice nada malo", se defiende la joven de 25 años sobre las imágenes trucadas que suele postear

Desde hace un lustro Martina Tupi Saravia -hija de Facundo Saravia y nieta de Juan Carlos Saravia, músicos de Los Chalchaleros– es reconocida en las redes sociales. Empezó a cosechar su fama en 2015 cuando inició su recorrido por el mundo, exhibiéndolo para sus seguidores. Hoy, a los 25 años, cosecha 292 mil followers en Instagram y ya conoció más de 30 países.

Allí, al igual que el resto de sus colegas, la vida de Tupi asoma como ideal: en sus posteos el sol brilla siempre y los platos de comida que saborea, típicos de cada destino, son perfectos. Pero ella misma se encarga de aclarar en sus historias que los posteos llevan mucha edición.

Por esto mismo en las últimas horas se convirtió en tendencia en las redes por un detalle que se repetía en muchas de sus imágenes: las nubes que decoran el cielo se repiten en serie, en distintas fotos de destinos paradisíacos.

Embed

Esta circunstancia llamó tanto la atención que llegó a Europa. El periodista británico Mat Navarra delató a la blogger argentina: "Esta influencer viajera tiene las mismas nubes en todas sus fotos ", señaló, en un tuit que generó un sinfín de comentarios.

TUPI.JPG

Sin embargo, esta licenciada en Publicidad no se lo tomó a mal, y se sinceró con sus seguidores. "Después de la tremenda repercusión que tuvieron mis hermosas nubes me gustaría explicar un par de cosas. Hace un año que descubrí Enlightquickshot, una app que ofrece diferentes cielos. Agregar las nubes para mejorar la composición no cambia la esencia de las fotos", escribió, cuando la polémica sobre sobre el cielo de Saravia y el mundo irreal que muestra en Instagram ya estaba instalada en el universo 2.0. Incluso, muchos usuarios le dedicaron distintos memes.

Cualquier parecido con la realidad… "Yo en realidad no soy tan alta", cuenta Tupi, explicando que usa un lente angular para registrar la belleza de los paisajes visitados que, como consecuencia, le aporta algunos centímetros extra. "Pocas veces uso Photoshop, solo para un granito -agrega-. Retocar cada foto no me lleva más de cinco minutos, por eso a veces quizás ni me fijo la nube que puse, y me queda así".

Tupi-Saravia-instagram-antes-y-despues.jpg

Las fotos de Martina suelen ser al aire libre, posando con un bello escenario natural de fondo. "En cuanto a exposición y composición es necesario editar las fotos, pero depende cada perfil. El mío lo llevo más para el lado del lifestyle, entonces me gusta jugar mucho con la edición", declara la novia del productor audiovisual Rodo Pirovano, que tiene 110 mil seguidores en las redes. Juntos recorren el planeta.

En cuanto a la fama que se ganaron sus nubes, que llegaron a periodistas de toda Europa y Estados Unidos, la blogger asegura ubicarse "más allá". Como hace mucho tiempo que trabaja en redes y su público crece lento, destaca: "Con esto se me abrieron las puertas. Yo no creo haber hecho nada malo. Es algo en lo que siempre fui abierta: nunca dije que mis fotos eran reales, siempre muestro el antes y después".

Tupi-Saravia-instagram-despues.jpg

Aunque en las últimas horas su nombre haya explotado, Tupi ríe ante la situación. "¡No puedo creer que una nube haya armado semejante quilombo! Ellos le dieron la entidad. Es muy loco que todo sea por una nube", concluye, divertida.

Dejá tu comentario