Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | Abuso sexual | ceibas | Gualeguaychú

Johanna Frenais: "Soy la hija de un violador que está prófugo de la Justicia"

Rafael Ignacio Frenais fue concejal en Ceibas hasta que debió ser apartado de su cargo por las denuncias en su contra. Cuatro de ellas llegaron a los Tribunales de Gualeguaychú. En febrero de 2021 iba a comenzar el juicio en su contra, pero tres días antes, el acusado de abuso sexual simple y con acceso carnal, se dio a la fuga. El tremendo testimonio de su hija.

Mónica Farabello

Hace tres años atrás, una bomba explotó en el seno familiar. Una de las denunciantes de Frenais contó que en su juventud había sido manoseada por él. La negación de él y la confusión generalizada le dio un año más de chance al ex concejal prófugo… tiempo más tarde se sumarían más voces.

Johanna tiene 34 años y es la primera hija del primer matrimonio de Rafael Ignacio Frenais. Ella vive en Gualeguaychú junto a su hijo y es estudiante de Artes Plásticas. Atravesada por una semana de denuncias de abuso sexual, decidió hablar con ElDía y contar su historia personal y familiar.

“Todo empezó hace 3 años aproximadamente. Nos empezamos a enterar de situaciones de abusos en nuestro entorno familiar. Mi papá decía que estaba borracho y que tal vez se confundió de persona. Decía que nosotras estábamos confundidas, que estábamos re locas. Esta chica terminó yendo al psicólogo para tratar esa ‘confusión’, porque todas empezamos a dudar de alguna manera y ella, una vez que aclaró las cosas dijo: ‘Esto fue así, no estoy confundida, fue un manoseo’”, relató Johanna.

Al año de esta situación familiar, apareció una chica mayor de edad, que le confesó a una de las primeras víctimas que cuando tenía apenas 8 años, era abusaba por el padre de Johanna, pero esta vez no fue un abuso simple, sino un abuso con acceso carnal.

“Ahí nos cambió la vida a todas”, contó Johanna, con el rostro de quien recibe la peor de las noticias.

Ella está acompañada de su mamá y de sus tres hermanas mujeres; también tienen otro hermano menor, fruto de un segundo matrimonio de Frenais.

En medio de semejante dolor, Johanna empieza a hacer su propio duelo, y se debate entre su infancia feliz, y un presente agobiante.

“Él era buen tipo, nos crió bien a todas, con muchos valores. Por eso nos costó despegarnos del vínculo paterno, tanto a mí como a todas mis hermanas. Fue dejar toda mi infancia de lado porque fue una infancia linda… pero fueron en total cuatro chicas las abusadas por mi papá”, contó.

Frenais 2.png

Las cuatro mujeres hicieron las denuncias correspondientes y finalmente llegó la fecha del juicio. También escucharon muchos otros relatos, pero algunas no se animaron a hablar; “y tantas otras que sufrieron acoso en el parador donde él trabajaba… muchas todavía siguen sin hablar”, agregó la hija del ex concejal prófugo.

Frenais fue concejal de Ceibas y “ayudaba a mucha gente”, según recuerda su hija mayor, “por eso muchas personas todavía no se animan a romper el silencio”.

¿En qué avanzó la Justicia?

Una vez radicadas las denuncias se hicieron las pericias correspondientes a cada una de las chicas. También le hicieron pericias al acusado. El juicio iba a comenzar el 7 de febrero de 2021, pero el 4 de ese mismo mes, el denunciado se profugó.

“Nosotras no sabemos dónde está; él estaba en pareja y su mujer estaba embarazada. Él debe haber hecho algún arreglo económico con ella y con su otra ex (madre de otro hijo) antes de irse. Yo me alejé de ellas porque veía mucha complicidad”, relata Johanna desde la cocina de su casa.

“Ellas quedaron en el parador de Ceibas donde trabajaba él, pero supongo que arregló su economía para subsistir desde donde se esconde”, opinó la hija.

Frenais 1.jpg

En cuanto al accionar policial, informaron que se realizaron allanamientos en el domicilio del acusado en diferentes oportunidades, aunque las víctimas y la propia hija de Frenais, solicitaron mayor difusión de su foto, su nombre y su apariencia.

“Al principio había policías que cuidaban el domicilio de las víctimas para resguardar su seguridad, pero después no pasó nada más. Han quedado desamparadas”, alertó.

Cuando la mujer de 34 años organizaba una movilización con otras mujeres, se sintió “re hipócrita”, según sus propias palabras, porque pensó: “Yo no estoy diciendo lo que pasa con mi papá. Y tuve que decirlo: soy la hija de un violador que está prófugo. Todas me contuvieron y me empujaron a seguir adelante. Ese día hice una publicación en mis redes sociales y decidí contarlo”.

Una lucha día tras día

La hija mayor del ex concejal, contó a ElDía que está “segura que él tiene su gente; cuando se fugó tuve miedo que se haya suicidado, entonces empecé a llamar a todo su entorno de siempre y todos se hacían los preocupados. Me decían que después me iban a llamar para ver si había novedades. Después de eso, nunca me volvieron a llamar; ni siquiera para preguntarme cómo sigue todo. Con el tiempo me di cuenta que son todos los que están unidos, sosteniendo la situación y sus bienes económicos”.

Frenais Johanna 1.jpg

“No tenemos idea de dónde puede estar, pero no sabemos si algún día lo van a encontrar. Como hija este tema me corresponde. Hay personas que me dicen que no hable más, pero voy a seguir hablando. Él tiene una buena posición económica y tiene muchas amistades en la zona de Ceibas e Islas”, concluyó Johanna, quien además se mostró fuerte: “Nunca supuse que pudiera ser inocente. Siempre le creí a las chicas, pero el caso que más me dolió fue el de la nena. No quiero ser machista en este sentido, pero las chicas que eran más grandes lo pueden procesar de otra manera. Sé que es un error mío, porque me debería doler de la misma manera, pero lo de la nena, fue un antes y un después en mi vida porque ahí entendí que es capaz de cualquier cosa”.

Este domingo habrá marcha

Johanna y una de sus hermanas visualizaban a su padre preso. Habían asumido internamente que iban a ir a visitarlo a la cárcel. “Me costó mucho despegarme de él, pero cuando se profugó, para mí fue una liberación. Yo quiero que esté preso. Siempre seguimos a su lado ofreciéndole ayuda para que cure esa cabeza enferma”, confesó la hija de Frenais.

marcha.jpg

Por este caso, por las jóvenes abusadas en la fiesta de calle Tropas, y por las víctimas del ginecólogo Aguiar, es que las mujeres se convocan a marchar.

El encuentro será este domingo a las 18 horas. La movilización saldrá desde el puente Méndez Casariego, seguirá hasta los Obeliscos, y luego hacia los Tribunales.

“Queremos proteger la intimidad de cada víctima, porque estamos cansadas que siempre publiquen las fotos de las víctimas en primera plana, pero nunca se expone al abusador o al violador. Hay mucho silencio”, dijeron las organizadoras.

Dejá tu comentario