País |

José López inventó que el dinero de los bolsos era de Cristina

En los fundamentos del fallo que sentenció al ex secretario de Obras Públicas a 6 años de prisión los jueces aseguran que el imputado aprovechó el contexto político para "acomodar su situación procesal".

En junio de este año, el ex secretario de Obras Públicas José López, fue sentenciado a 6 años de prisión por enriquecimiento ilícito. El disparador fue aquella filmación en la que se lo veía arrojando bolsos dentro de un convento en General Rodríguez.

Este martes se conocieron los fundamentos de aquella sentencia, y en la misma se lee que los magistrados consideran que el imputado mintió en la procedencia del dinero. Es decir, que el mismo no pertenecía a la ex presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Según los jueces que lo condenaron, Adrián Grunberg, José Antonio Michili y Ricardo Basílico del Tribunal Oral Federal 1, López inventó que el dinero de los bolsos se lo dio Fabián Gutiérrez, ex secretario de Presidencia mientras Cristina estaba al frente. De este modo “aprovechó un contexto político que le permitía, para el momento de su declaración, acomodar su situación procesal y, eventualmente, poner en duda el origen del dinero”.

"Fue durante la última declaración indagatoria prestada por López, cuando manifestó que el dinero secuestrado en el convento no era de su propiedad, sino que se lo había hecho llegar Fabián Gutiérrez", dice el fallo que luego agrega que López "no pudo sostener" esa versión "durante el debate con prueba que la respalde". "El imputado iba ajustando su defensa a medida que transcurría el juicio y se producía la prueba", continúan los jueces.

"Sus argumentos se fueron deslegitimando uno a uno a partir del escenario fáctico. López había planeado presentarse en el convento para poder ocultar todo el dinero descubierto, el que claro está no podía justificar", agrega es escrito.

En otra parte de los fundamentos, se vuelve a hacer hincapié en que el relato de López “sólo puede tomarse como un intento de mejorar su más que comprometida situación procesal, lo que de ningún modo ha logrado”. Pese a que su versión no evitó que lo condenen, por ejemplo, al convertirse en un "arrepentido", es decir en un imputado colaborador, López sí obtuvo un cambio en su lugar de detención sacándolo del Pabellón 6 del Penal de Ezeiza.

“Si me llamaba Fabián era porque Cristina así se lo había indicado, Fabián era Cristina. Yo me preguntaba en ese momento porque me habían elegido a mí. Es obvio que creí que el dinero era de Cristina y que quien estaba enviando a Fabián era ella, y por eso le hice caso. Fue así como me dirigí al convento, y sucedió todo lo que es de público conocimiento”, relató el ex funcionario.

Los hechos "de público conocimiento" aluden a aquel 14 de junio de 2016 cuando López se trasladó desde su casa en Tigre hasta el convento Nuestra Señora de Fátima con cuatro bolsos y una valija. En el interior de los mismos había 8.982.047 dólares, 153.610 euros, 59.114 pesos y 425 yuanes, junto a varios relojes de alta gama.

También, siempre según consta en la causa, tenía una carabina calibre 22mm, con mira telescópica. Para los jueces, quedó demostrado que López quiso ocultar el dinero porque no podía justificarlo, que tenía planificado que fuera en ese convento y que tenía pleno conocimiento de los riesgos que implicaba ese traslado. Sin embargo, fue en el origen del dinero donde hubo dudas y constantes cambios en la declaración.

Dejá tu comentario