Espectáculos |

Julieta Prandi contó las torturas a las cuales era sometida por su ex maridio

La modelo relató el drama que vive desde antes de su separación con el empresario Claudio Contardi.

La modelo y actriz Julieta Prandi rompió el silencio a días de la denuncia por violencia familiar contra su ex marido, el empresario gastronómico Claudio Contardi, a quien acusó por querer obstruir el vínculo con sus hijos de cuatro y ocho años. “Nunca me llegó a pegar, me gritaba pegado a mi cara, me gritaba que sin él no iba a poder, que ya estaba vieja y no servía para nada”, contó.

La denuncia de Prandi a su ex salió a la luz este miércoles, aunque el drama comenzó mucho antes de la separación, concretada en febrero pasado, aunque en los hechos ya estaba distanciada de Contardi desde 2018. Ayer relató algunos de los episodios de violencia familiar que sufrió, aseguró que sus hijos fueron manipulados por el padre y hasta contó que el empresario la estafó con la compra de un departamento que escrituró a nombre de su otro hijo, de un matrimonio anterior, aunque originalmente era de Prandi.

PRANDI.png

La modelo señaló además que su ex marido no cumple con la cuota alimentaria fijada por la Justicia. La novela comenzó mucho antes de la denuncia, cuando Prandi finalmente se separó. Ella misma había dicho meses atrás que la separación no había sido en buenos términos, aunque en las últimas horas contó algunas situaciones de violencia que vivió con una gran angustia, y aseguró que teme que su ex le impida volver a ver a sus hijos.

Anoche, Prandi dijo que Contardi nunca la llegó a golpear, aunque agregó: “Me gritaba pegado a mi cara. En enero tenía que ir a Pinamar a un desfile y me tuvieron que mandar un remís porque él quería que fuese y volviese en el mismo día. Yo iba a ir igual, él ni quería que fuera. Me gritó, siguió con insultos, agresión, locura, me encerré en el baño y empezó a romper la puerta a patadas; todo era violento”.

"Mi ex se refiere a mi como 'la yegua', 'la putita' o 'la tilinga' y hace que Mateo me llame así".

Mi ex se refiere a mi como 'la yegua', 'la putita' o 'la tilinga' y hace que Mateo me llame así".

Pero además, Prandi contó que el ex marido manipulaba a sus dos hijos para que se alejaran de la madre. “Mi ex se refiere a mi como ‘la yegua’, ‘la putita’ o ‘la tilinga’, y hace que Mateo (el hijo mayor) me llame así. Cuando yo lo llamo por teléfono a mi hijo para tener comunicación con él, el padre está supervisando todo, le dice cuándo tiene que cortar, lo que tiene que decir, tiene prohibido decirme que me quiere o que me extraña”. “Me enteré que el padre le estaba enseñando que si algún día le tocara hablar con el juez, él tenía que decir que yo le pego”, relató.

Ayer el juez que interviene en la causa había pedido una audiencia a la que Contardi no se presentó. Además de la denuncia presentada días atrás, la modelo y actriz explicó que había una restricción perimetral y una suspensión de la pernoctada en la casa del padre, que en realidad es mi casa, donde él vive”. Además, adelantó que su abogada dará a conocer en las próximas horas un informe en el que se contará con detalle algunos de los hechos que sufrió en los últimos tiempos tanto ella como sus hijos.

PRANDI Y SU EX.jpeg

“Estoy preocupada porque no sé dónde van a dormir mis hijos y si el padre me los va a devolver porque la medida era hasta hoy, dentro del marco de la audiencia a la que él no se presentó”, detalló.

Prandi además relató que fue víctima de una estafa y de los manejos de poder de su ex esposo. En primer lugar, contó que en 2010 se fueron a vivir a un departamento que ella acababa de comprar en Libertador y Congreso y que al poco tiempo, cuando quedó embarazada, él le propuso darle el departamento como parte de pago y que él pusiera la otra parte del dinero para comprar algo más grande. “Al tiempo me dice: ‘Yo siempre le quise regalar un departamento a Ezequiel (su hijo mayor, de un matrimonio anterior), hizo toda una compra-venta que no fue compra-venta porque jamás me dio un peso”.

julieta prandi+.png

“No me di cuenta que me estaba sacando mi casa”, agregó la modelo, que relató que recién se enteró cuando comenzó a asesorarse con su abogada. “Yo estaba embarazada, por parir, estaba enamorada, confiaba ciegamente. Él tenía un poder para cobrar mis cosas, no estaba pensando en la ventaja económica”.

Dejá tu comentario