Ciudad |

Juntos por el Cambio se posicionó en contra de la compra de Puerta del Sol

Desde la oposición emitieron un comunicado donde cuestionaron la compra que realizó el Departamento Ejecutivo de Gualeguaychú de la playa Puerta del Sol, y criticaronla prioridad que le dio el Gobierno Municipal en momentos de otras necesidades.

“El lunes 23 de diciembre, el mismo día que el Gobierno Nacional promulgaba la Ley de Emergencia Pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social, los gualeguaychuenses nos enterábamos que el Municipio compró el balneario “Puerta del Sol” en $ 20 millones, a razón de u$s 10.600 por hectárea.

La información trascendida da cuenta que se trataría de un alquiler con opción a compra hasta el mes de abril. Un doble contrato atípico, sobre una operación inmobiliaria a un precio excesivo en relación a otras operaciones de la zona. Ilógico resulta también pagar un alquiler hasta abril. No se justifica.

Si hay emergencia alimentaria y social no es razonable destinar un solo peso a una operación inmobiliaria de estas características. Pues si un niño no recibe alimentos suficientes hasta los 6 años sufrirá un retraso madurativo que lo postergará en la lucha por la vida. Lo mismo un valetudinario que no tiene atención básica. Y es un crimen que la plata destinada a ellos se destine a un proyecto que no tiene ninguna urgencia.

Lo más extraño, es que en el inicio de las sesiones ordinarias de este año, también con la excusa de la inclusión, el Dr. Piaggio habló loas del proyecto de Plaza de Aguas, y se calculó en $ 45 millones su desarrollo. Pero hasta ahora continúa como basural.

Menos se justifica la operación, cuando este verano, muchas familias de Gualeguaychú, no tendrán agua potable, y ni siquiera para ducharse.

Si sumamos las 32 hectáreas de Puerta del Sol, las 60 de Plaza de Aguas y las 20 del Parque Seco, el municipio se ha convertido en el mayor inversor inmobiliario en una ciudad fuertemente cruzada por familias carenciadas, la inseguridad, jóvenes con problemas con los estupefacientes y la emergencia vial, que debiera declararse.

Los fines del negocio tampoco quedan claro. Por un lado dicen que es para “acceder los vecinos al río en forma gratuita”, y por el otro, que se cobrará una entrada pero “con valor simbólico”. El doble discurso a la orden del día. Lo mismo pasó con la medida de la baja de sueldos de funcionarios, porque por otro lado duplicaron las direcciones y las secretarias administrativas, que no se justifica y que disfraza el pago a la militancia.

¿Cuál es la ciudad real? ¿La de la emergencia que suspende obras, no paga proveedores, deja sin trabajo a cooperativas y no le cierran los números o la que asume compras por valores importantes, y un día expropia, otro día llora emergencia, otro día compra por altas sumas, otro día atrasa en los pagos, otro día gasta de manera exorbitante?

El gobierno local debe saber que no recibió un cheque en blanco de la ciudadanía y que la oposición le exigiría que rinda cuenta de los dineros públicos. Y que en el contexto en que se concretó esta nueva operación inmobiliaria, es un acto de suma insensibilidad”.

Dejá tu comentario