Deportes |

Juventud dio un paso en falso y perdió en su casa ante Güemes

El Decano estuvo lejos del nivel esperado y cayó sin atenuantes 2 a 1 ante los santiagueños, que golpearon en el momento justo y se llevaron un triunfo merecido, que los mantiene como líderes de la Zona 1.

Juventud tuvo la iniciativa, con un equipo liviano, que buscó abrir la cancha para tratar de asistir a Bandiera en la puntada final. Generó algunos saques de esquina que no llevaron peligro, a excepción de un corner que tiró Saucedo cerrado y la pelota se fue en el primer palo.

Güemes esperó afirmado en el fondo, tratando de no pasar apremios cuando Juventud tuvo la pelota y cuando atacó, abrió la cancha con Montiglio y Zelaya para abastecer a los delanteros Romero y Leguizamón que rotaron por el frente de ataque.

El partido no tuvo demasiado ritmo, Juventud salteó líneas y buscó sorprender con pelotazos, mientras que los santiagueños se aferraron a su juego, tratando de juntar gente en el medio para llegar asociando gente. Hubo pocas situaciones de peligro, apenas una corrida de Larrea por derecha, quien metió el freno y tiró un centro largo para Buruchaga, salvando el lateral Monge mandándola al corner. Más tarde, Saucedo tuvo un tiro libre que pegó en la barrera, en momentos en los que Juventud quiso adelantarse pero sin demasiada claridad.

Pasando la media hora de partido lo tuvo Güemes en una buena contra que armaron entre Leguizamón y Romero, la pelota le quedó a Pablo López que desde la media luna sacó un derechazo bajo que obligó una notable respuesta de Starópoli, volando abajo para mandarla al corner. Enseguida respondió Juventud, con una buena jugada de Alza por izquierda combinando con Alfaro, que metió el centro para la entrada de Bandiera, que no pudo cabecear bien y en la segunda pelota tampoco llegó Sánchez para pegarle.

Güemes tuvo las suyas, con dos disparos desde afuera, primero de Zelaya que pasó cerca del palo derecho del arquero local y sobre los 41 con una buena jugada de López, que se sacó un hombre de encima y le dio con derecha, pasando la pelota al lado del otro palo de Starópoli que no podía intervenir.

En el segundo tiempo Juventud salió adelantado y tuvo dos situaciones para poder ponerse riba. En ambos casos con centros, uno de Bandiera ganando por izquierda que controló el arquero Mendonca cuando atropellaba Larrea y a los 5 minutos, a la salida de un corner, la peinó Trejo y por el segundo palo no la pudo empujar Bandiera.

Hasta que a los 10 minutos, Juventud se adelantó en ataque, cuando salió la pelota del área de Güemes hubo una clarísima falta sobre Saucedo que el árbitro ignoró, los santiagueños fueron rápido por izquierda, Zelaya mandó un centro largo para la entrada del volante central Mario Juárez, que con un cabezazo superó la floja salida de Starópoli para la apertura del marcador.

Tras el gol Juventud tuvo cinco minutos de confusión, le costó volver a acomodarse en el partido y Güemes manejó el partido sin apuro, aprovechando los espacios que dejó Juventud en su lógica intención por adelantarse. A los 19 de una pelota larga, Zadel perdió con Romero y Leguizamón se fue solo, eludió a Satarópoli y cuando definió le pegó mal y la tiró afuera.

Fullana mandó a cancha a Lonardi y Fiorotto para buscar tener presencia ofensiva, jugadores que bien pudieran haber sido titulares y a los 21 tuvo una buena chance, con una corrida de Lonardi por derecha, el centro fue rechazado y en el rebote Trejo le dio fuerte por arriba. Juventud siguió dormido, sin reacción y Güemes tuvo dos para aumentar, primero con un pelotazo de Saucedo para su arquero que se fue al corner y de ese tiro de esquina, la peinaron y por detrás de todos entró López para empujarla, pero Starópoli salvó su arco con una reacción fenomenal.

Hasta que a los 27 llegó el segundo de los santiagueños, tras un grosero error de Zadel, que dudó en tocar con su arquero o rechazar, no hizo ninguna de las dos cosas y Romero lo madrugó para tocar al arco vacío y poner el segundo de Güemes, que se sentía mucho más cómodo en el partido.

Juventud fue a los empujones, sin ideas tirando centros y buscando un cabezazo salvador. A los 34 apareció Trejo para peinar un centro de Lonardi, pero la pelota pasó al lado del palo y a los 36, cuando el Decano apretaba a puro coraje, un centro de Saucedo quedó para Larrea que dentro del área chica la empujó para poner el descuento, todavía con 10 minutos para jugar.

En los minutos finales Juventud fue, sin ideas, con más corazón que fútbol pero esta vez no hubo chances claras, apenas un par de centros que no llevaron peligro sobre el arco de Mendonca. Para peor, cada pelota que cayó en el área visitante, el árbitro Macheroni se sacó el problema de encima marcando falta de los delanteros de Juventud.

El partido se fue con un triunfo de Güemes que fue merecido por lo hecho por uno y otro. Los santiagueños se mostraron firmes atrás, golpearon cuando tuvieron sus chances y aprovecharon un pálido partido de Juventud, que nunca encontró la forma para poder jugar el partido, recién cuando estuvo en desventaja lo buscó a fuerza de coraje, pero futbolísticamente estuvo muy lejos de lo esperado.

Dejá tu comentario