Me-Gusta-960x120-CARO
Mundo |

La abusaban su papá y su marido, se fue de la casa pero la violaron otros 400 hombres

Las violaciones y abusos sexuales a menores de edad son moneda corriente en la India, donde algunos pueblos incluso los consideran una práctica tradicional que se transmite de generación en generación.

Una joven de 16 años indigente y sin hogar denunció el pasado 11 de noviembre ante el Comité de Bienestar Infantil (CWC) de la India haber sufrido incontables agresiones físicas, psicológicas y sexuales cometidas por cientos de hombres, incluyendo a dos policías.

De acuerdo con un reciente informe de la CNN, la víctima contó que su historia de violencia sexual parte de su niñez, cuando su padre –quien también la violaba bajo su propio techo- la obligó a casarse a los 13 años con un pederasta de 33 años. Sin embargo, a medida que las agresiones sexuales se volvían cada vez más intolerables, la india no tuvo más remedio que escaparse y optar por vivir en la calle.

Asimismo, el presidente del CWC, Abhay Vitthalrao Vanave detalló al medio de comunicación que la menor sobrevivió durante unas semanas pidiendo dinero en una parada de colectivo, hasta que el horror cobró una nueva cara. La joven habría denunciado que 400 extraños la habrían violado durante seis meses en el distrito de Beed.

El ejemplo de la joven de 16 años violada por cientos de hombres se replica en todo el país y se profundiza en pueblos específicos donde las violaciones a menores son una tradición.

“Aunque el número de presuntos violadores sería difícil de corroborar, la niña podría identificar al menos a 25 presuntos autores”, señaló Vanave, que además remarcó que la joven fue obligada a ejercer la prostitución.

abuso india 02.JPG

Hasta el momento, el oficial investigador de la Policía, Kavita Nerkar, brindó las siguientes novedades al canal televisivo sobre uno de los casos que evidencian el problema de la violencia sexual en el país asiático: “la niña fue rescatada por una ONG y traída a nosotros, tras lo cual se registró un delito el 8 de noviembre. Hasta el momento, se ha detenido a seis hombres y un menor de edad ha sido enviado a un correccional". Entre los detenidos están el padre de la niña, el hombre con el que se casó y un presunto proxeneta, según The Times of India.

Las violaciones y abusos sexuales que padecen niñas, adolescentes y mujeres en la India se denuncian desde hace años, pero lamentablemente, el acceso a la Justicia y el proceso de transformación cultural que se ha vivenciado en otros continentes gracias al movimiento feminista aún no caló en esa región.

Cabe recordar que gran parte de las familias del país asiático viven debajo de la línea de la pobreza e intentan sobrevivir a su extrema situación explotando a sus hijas menores para trabajos forzados o sexualmente.

En el pueblo de Bacchara, informó también la CNN, sus miembros obligan a las hijas mayores a convertirse en prostitutas a partir de los 10 o 12 años. Y, cuando se hacen mayores, una hermana menor la reemplaza. Las jóvenes se acostumbran a ser violentadas y abusadas por hombres mayores –muchas veces, sus proxenetas son el propio padre o hermanos- y con los años, la naturalización de esta terrible costumbre se vuelve una especie de “tradición” que se transmite de generación en generación.

Los varones de la familia viven de las ganancias que generan estas niñas. "Tenía solo 15 años cuando me forzaron a esto. Tuve que dejar mis estudios y seguir el mismo camino que mi mamá y mi abuela materna", le dijo Heena, una habitante de Bacchara, a la BBC.

abuso india 03.JPG

Las mujeres que son obligadas a prostituirse y quedan embarazadas optan por continuar siendo explotadas sexualmente para mantener a sus hijos.

Según detalló el portal de noticias Actualidad RT, las denuncias sobre violación son “rutinarias” en la India, siendo que se registraron en promedio “90 violaciones por día en 2019”, y el desaliento que sienten las jóvenes víctimas para acudir a la Policía se mantiene intacto desde hace décadas, ya que en muchas ocasiones no se pudo identificar ni llevar a la justicia a los responsables.

Además, el medio rememoró un histórico y doloroso caso en el que, para atraer la atención del público y pedir justicia, a principios de octubre de 2020, en el estado indio de Uttar Pradesh, los padres de una niña de seis años que murió víctima de violación colocaron el cadáver de su hija en una calle a modo de protesta.

Pese a que la edad de consentimiento legal en la India es a partir de los 18 años, y que en varios estados incluso han establecido por ley la pena de muerte a quienes violen o abusen sexualmente a menores de esta edad o de 12 años, las vejaciones hacia las niñas y mujeres parecen no tener fin.

Dejá tu comentario