Me-Gusta-960x120-CARO
País | Alberto Fernández | coronavirus | Horacio Rodríguez Larreta

La advertencia del Presidente a quienes no cumplan las restricciones: "A mi, la rebelión no"

Alberto Fernández aseguró que aquellos que estén en desacuerdo con las nuevas restricciones pueden recurrir a la Justicia, pero les recordó que en "un estado de derecho la ley está para cumplirla"

El presidente Alberto Fernández dijo este mediodía que “las leyes se hacen para ser cumplidas” y sostuvo que “a los que no les gustan (las medidas adoptadas para mitigar los contagios de coronavirus) que recurran a la Justicia”.

A mí, la rebelión no. En un Estado de derecho las leyes se cumplen. No estoy para tolerar la indisciplina de muchos restaurantes colmados de gente”, enfatizó Fernández en rueda de prensa en Olivos, en la que aseveró que el Estado “seguirá asistiendo” a bares y restaurantes afectados por las medidas.

Fernández aseguró que “la prepotencia” no tiene que ver con el estado de derecho y recordó que la leyes se cumplen:“El que está en desacuerdo que vaya a la Justicia y consiga que un juez diga que lo que hice está mal”.

“Estoy para ayudarlos en la emergencia en las que estamos viviendo, pero no estoy para tolerarlos que hagan lo que quieran, la indisciplina que he visto en muchos restaurantes colmando de gente”, enfatizó.

Embed

Esta mañana, tras la entrada en vigencia del nuevo decreto en el AMBA. muchos sectores como el gastronómico y algunos colegios privados, expresaron públicamente su desacuerdo con las medidas y adelantaron que no iban a acatar las nuevas restricciones.

Finalmente, el Presidente fundamentó su decisión y puso como ejemplo a los colegios, que el lunes volverá a la modalidad virtual por un lapso inicial de dos semanas. “En los colegios la gente no se contagia, el problema es que en la movilización hacia el colegio y en la salida están los contagios. Algo muy parecido pasa en los lugares de esparcimiento. Seguramente mucha gente no se contagia en muchos bares, pero si en el trayecto, en la distinción social que genera cualquier encuentro de esos”, concluyó Fernández.

Ratificó la suspensión de clases presenciales en el AMBA

La reunión de casi dos horas entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta no modificó las medidas anunciadas por el gobierno nacional. Las clases presenciales estarán suspendidas durante al menos 15 días en el AMBA, entre el 19 y el 30 de abril. Y tampoco hay certezas de que regresarán en mayo, de acuerdo a las respuestas que brindó el Presidente en una conferencia de prensa que brindó en Olivos luego del cónclave.

El jefe de Estado justificó su visión: “Desde que volvieron las clases, la curva de contagios ascendió precipitadamente”.

alberto y larreta

“Todos los datos científicos dan cuenta de que el problema no ocurre en los colegios. Sí ocurre que detrás de la presencialidad de los alumnos en los colegios se genera un movimiento social que incrementa mucho la circulación ciudadana. Es justamente esa circulación la que provoca que aumente el riesgo de contagio”, introdujo.

Y avanzó: “Venimos viendo que desde el día en que las clases han vuelto la curva de contagios ascendió precipitadamente. También lo que estamos viendo es que en el área concreta de CABA el mayor incremento de casos se da entre personas de 9 a 19 años. La curva allí es exponencial”.

Le expliqué al jefe de Gobierno que el plan nuestro es reducir durante 15 días drásticamente la circulación porque reduciendo drásticamente la circulación vamos a reducir drásticamente los contagios. De ese modo vamos a dar tiempo al sistema sanitario de la Ciudad para ir liberando camas de otras patologías y ponerlas en atención exclusiva de enfermos de covid”, agregó.

El Presidente reconoció que adoptó la decisión en soledad mientras transitaba el aislamiento obligatorio por su cuadro de coronavirus que finalizó ayer. Durante esos días -contó- estudió cómo es el movimiento que se genera en la sociedad con la educación presencial. “Es francamente alarmante”, sintetizó. Y reiteró: “No es que se mueven alumnos: se mueven alumnos, docentes, no docentes. transportistas, padres, madres... Un número muy importante de gente que representa a casi un tercio de la circulación presente”.

Admitió también que tuvo que enfrentar reparos en su propio equipo de gobierno, pero negó que el ministro de Educación, Nicolás Trotta, le hubiera presentado la renuncia en desacuerdo con el temperamento adoptado.

Dejá tu comentario