Policiales | Pueblo Belgrano | Violencia de género

La amenazó con un cuchillo y con matarla porque no era lo suficientemente "mujer"

Enzo Sebastián Suárez tiene 23 años y la semana pasada recibió una condena de prisión condicional de 2 años y 4 meses. Tras la denuncia, allanaron la casa de su padre en Pueblo Belgrano, pero lo detuvieron en la esquina de la Comisaría Quinta. Es el condenado 21 del 2019 por violencia de género.

En los primeros minutos de la madrugada del 31 de julio pasado, Suárez concurrió a la casa donde vive su ex pareja y su hijo de 3 años, en calle Roffo en Gualeguaychú, con la intención de restablecer el vínculo, pero en el lugar sucedió todo lo contrario. El joven llegó cuando su ex pareja estaba acompañada de su cuñada, que estaba con su hijo de 1 año en brazos, su sobrina y el novio, ambos menores de edad.

La discusión comenzó cuando Suárez se enojó con la víctima porque no le había cocinado e incluso le dijo que no servía como mujer. Pero se puso aún más agresivo y en un momento de la noche la tomó de los pelos y la arrojó al piso; y cuando ella trató de levantarse, el agresor la agarró de la cabeza la golpeó la contra la pared, tirándola nuevamente al piso a pesar de tener a su hijo en brazos.

Cuando la víctima estaba en el suelo soltó al bebé y fue allí que Suárez sacó un cuchillo que llevaba entre su ropa y la amenazó diciéndole: "no me importa ir preso, yo te mato", llegando a cortarle la campera que tenía colocada. Fue recién ahí que el novio de su sobrina, menor de edad, lo increpó y le hizo caer el cuchillo, aprovechando la ocasión su novia para arrojarlo al techo de la vivienda.

Cuando todo esto sucedió, la víctima logró escapar y se dirigió directamente a la Comisaría Cuarta, en donde se le constató lesiones en la mano derecha y en el cuero cabelludo. De esta denuncia tomó intervención la Fiscalía y por la tarde se libró desde el Juzgado de Garantías una orden de allanamiento para una vivienda situada en Avenida Fiorotto y Crespo, de la localidad de Pueblo Belgrano.

El procedimiento, realizado en la casa de los padres del agresor, tenía como finalidad la detención de Suárez, pero no fue localizado en el lugar, pero el personal de la Comisaría Quinta lo ubicó poco más tarde en la esquina de la dependencia, en 30 de Noviembre y Guarnuccio, y se lo detuvo.

El jueves de la semana pasada el fiscal Facundo Álvarez y el abogado defensor Pablo Ledesma acordaron la realización de un juicio abreviado ante el juez de Garantías, Tobías Podestá. Allí se le impuso una pena de 2 años y 4 meses de prisión de ejecución condicional, por los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo y por violencia de género, y amenazas agravadas por el uso de arma blanca. Además de imponérsele reglas de conducta por 3 años, Suárez no deberá cometer delitos por 4 años, porque en caso contrario cumplirá los 28 meses de prisión de manera efectiva, más el tiempo que se fije por el nuevo hecho.

Dejá tu comentario