Ciudad | Caja de Jubilaciones | coronavirus | Gualeguaychú

La Caja de Jubilaciones cierra con casi $150 millones en préstamos a municipales

El 2020 será el año que todos recordaremos por el desastre que causó el coronavirus. Desde la Caja de Jubilaciones municipal se llevaron a cabo una serie de medidas tendientes a atenuar los efectos de la pandemia. Créditos para el consumo, aumentos en los haberes, casi 800 préstamos y vacunación antigripal fueron sólo algunos de los logros concretados.

Se termina un año muy difícil para todo el pueblo argentino. Desde marzo la pandemia por el coronavirus no da tregua. Por eso el Estado Nacional priorizó el cuidado de la población y redirigió sus recursos para fortalecer el sistema de salud. En la ciudad, la prioridad definida por el intendente Esteban Martín Piaggio fue la misma, por lo que, desde la Caja de Jubilaciones, Pensiones y Retiro de Gualeguaychú se decidió ser parte activa en este proceso, creando herramientas para acompañar a quienes peor la están pasando, asegurar derechos respecto a la salud y dinamizar el mercado interno, todo ello sin desatender el orden financiero que ha caracterizado a esta administración.

A fines de marzo, cuando la emergencia sanitaria ya era una realidad, se concretó el primer aumento de haberes, dejando la jubilación mínima en $22.728. Meses más tarde, en noviembre, ese monto se llevó a los $25.719, lo que implicó también la suba de todas las categorías más altas.

En esta línea, en septiembre se aumentaron las asignaciones familiares en un 16%. Entonces, la asignación por hijo quedó en $3.600; en $11.600 la asignación por hijo discapacitado, y en $900 la asignación por cónyuge. Se trata de una población de 300 personas a las que se les actualizó el monto recibido cada mes.

Además, con el objetivo de acompañar a los emprendedores municipales, junto al Departamento Ejecutivo se lanzaron créditos para microemprendimientos, y se entregaron 130 créditos para el consumo local, lo que representó una inversión de 5.560.000 pesos y la posibilidad de acceder a productos como heladeras, lavarropas o motos, entre otros, con un financiamiento más que flexible.

“Cada una de las medidas tomadas durante el año tuvieron que ver con dos cuestiones fundamentales para nosotros: cuidar la salud del jubilado y ponerle algo de plata en el bolsillo. Por eso garantizamos la colocación de la vacuna antigripal en domicilio, a través del convenio firmado con VIDA Emergencias Médicas; por eso pusimos a disposición un servicio de cadetería, para que los mayores no tuvieran que salir; creamos una biblioteca con más de cien títulos para que los adultos mayores tengan una opción más para entretenerse durante el encierro, y por eso los dos aumentos en los haberes y en las asignaciones”, expresó el presidente de la Caja de Jubilaciones, Gustavo Vela.

Asimismo, recordó el convenio con el Ejecutivo municipal para garantizar, también, la aplicación de la vacuna contra el coronavirus a todos los jubilados y pensionados que así lo deseen. “El dispositivo llevado a cabo para aplicar la antigripal nos sirvió de experiencia. Fue una apuesta exitosa, que nos permitió garantizar ese derecho a toda nuestra población de riesgo, sin que se tengan que moverse de su casa”, consideró.

Vale la pena destacar que cada una de estas medidas fue tomada bajo la firme convicción de cuidar los fondos y el orden financiero que ha sabido construir esta administración. Así, el 2020 se cierra con un superávit de 68.500.000 pesos, lo que demuestra la sustentabilidad del sistema y se constituye en un respaldo importantísimo para seguir pensando y ejecutando medidas que apunten, básicamente, a mejorar la calidad de vida de los jubilados y los pensionados municipales.

En este sentido, el presidente de la Caja destacó los 758 créditos otorgados durante el año que termina, por un importe de 149.584.653 pesos. Y las “795 prestaciones que se dieron, que tienen que ver con ayudas a las familias que están atravesando algún tratamiento oncológico o de adicciones, por ejemplo”.

“Las situaciones de enfermedad, sobre todo en casos graves, son muy duras para las familias. Y, en muchas ocasiones, pasa que no se cuenta con los medios económicos para acceder a los tratamientos. Entonces, ahí estamos nosotros, acompañando”, remarcó Vela. Quien destacó la labor de todo el personal de la Caja, que “en plena pandemia se puso a disposición y dio lo mejor de sí, lo que nos hace sentir orgullo por la calidad humana de nuestros trabajadores”.

“Deseamos un mejor 2021, y esperamos dejar atrás al coronavirus, para que los proyectos que teníamos para este año puedan convertirse en realidad y sigamos construyendo la Caja municipal que queremos”, concluyó.

Dejá tu comentario