Ciudad | Caja de Jubilaciones | Martín Piaggio

La Caja de Jubilaciones Municipal presentó su nueva biblioteca

De manera gratuita, los empleados en actividad y los pasivos ya pueden acceder a los más de cien títulos adquiridos. La idea es llegar a los 400 libros. "Nosotros queremos municipales lectores, pensadores, críticos de la realidad", expresó el presidente de la entidad, Gustavo Vela.

La pandemia, y la situación excepcional generada por ésta, hacen que, todo el tiempo, se esté pensando en cómo acompañar a quienes más lo necesitan. Ese es el papel que la Caja de Jubilaciones, Pensiones y Retiro de Gualeguaychú ha asumido hace algunos años. Tarea que se complementa con la de abonar, en tiempo y forma, las jubilaciones, las pensione y todas las ayudas que se brindan cada mes.

En este sentido, y en línea con el Plan Becario para los hijos de los municipales y la Biblioteca Terciaria y Universitaria, días atrás se realizó la compra de cien libros de lectura. Los mismos ya están a disposición de todos los trabajadores municipales -activos y pasivos- y se pueden adquirir de manera gratuita.

“La idea es arrancar con libros de lectura, pero no son libros cualquiera, son aquellos que consideramos que pueden aportar a la formación, a conocer nuevos mundos y a motivar la lectura”, expresó Gustavo Vela, presidente de la Caja, luego de mantener un encuentro con el intendente Martín Piaggio, quien acompañó y celebró la iniciativa.

“En esta época, en que los mayores deben quedarse en casa para proteger su salud, es una buena alternativa tener un libro para leer; muchos no tienen acceso a uno, por una cuestión económica, aunque a algunos les parezca difícil de entender eso. Además, adquirimos libros para niños y jóvenes, con la intención de fomentar la lectura y, por qué no, generar talleres que integren a grandes y chicos”, agregó Vela.

Entre los autores disponibles están los clásicos, como Shakespeare, Dostoievski, Víctor Hugo, Hemingway, Cervantes, Neruda, Isabel Allende, García Márquez y Nietzsche. Y autores locales como Dolina, Pigna o Galasso, entre tantos otros.

biblioteca-2.jpeg

La primera compra contempló cien libros, pero se continuará sumando nuevos títulos hasta llegar a los 400. “Quien esté interesado podrá ponerse en contacto con nosotros telefónicamente, pedirnos determinado título y se lo llevaremos hasta su casa, para que no tenga que salir. Cada libro tiene que ser muy bien cuidado, para que otro lo pueda disfrutar de la misma manera. En el caso de que se rompa o se pierda, será descontado del sueldo del municipal”, aclaró el presidente de la Caja.

“Como cada una de las medidas tomadas, ésta tiene una raíz política”, remarcó Vela. “Nosotros queremos municipales lectores, pensadores, críticos de la realidad; no ignorantes. Queremos municipales que tengan sus propias herramientas y que agudicen su propia manera de entender el día a día, muchas veces tergiversado por los medios de comunicación”, sintetizó.

Dejá tu comentario