Ciudad |

La calle Alem volvió a tener un domingo diferente, con música y artistas callejeros

De igual forma a lo sucedido a principios de abril, la Comisión Vecinal del Puerto y la Municipalidad volvieron a apostar a una movida cultural en la emblemática calle empedrada de la ciudad. Nuevamente los artistas coparon la atención de cientos de personas que eligieron ese sector para un domingo de paseo. Pasó un mes desde que se implementó por primera vez la intervención cultural en la calle Alem y en esta segunda oportunidad los resultados fueron los mismos. Si bien ya no estuvo presente el sol que alumbró hasta tarde, una temperatura agradable acompañó durante todo el día hasta entrada la noche y permitió que el público pasara una tarde diferente. Volvieron los emprendedores con sus stands, que estuvieron colocados desde 25 de Mayo hasta Del Valle; y durante todo ese trayecto y en diferentes horas de la tarde, músicos locales le pusieron sonido al paseo. El intendente Esteban Martín Piaggio había dicho en la primera intervención realizada el 7 de abril: "Darle vida a diferentes zonas de la ciudad en días especiales nos motiva, pero más lo hace organizarlo junto a los vecinos y las vecinas que son quienes disfrutan de estas actividades". Ya había pronosticado, debido al éxito conseguido, que "sin dudas este evento es el puntapié inicial para realizarlo nuevamente en otras fechas, y lograr así generar este tipo de eventos en diferentes barrios de Gualeguaychú". Al igual que en la primera experiencia, la Municipalidad tuvo la función de aportar la logística para este evento y los vecinos motorizaron la organización; y con mucho empeño lograron desviar la atención del paseo dominical por la costanera u otros espacios de la ciudad hacia esta histórica calle empedrada. Los bares sacaron sus mesas a la calle, los emprendedores armaron sus gazebos y exhibieron a la venta sus productos: telas, artesanías, tejidos, plantas, decoraciones. Otros se inclinaron por la música: en cada esquina había un artista que exponía su arte que cautivaba la atención de cada uno de los que pasaban.

Dejá tu comentario