Me-Gusta-960x120-CARO
Policiales | cocaína | drogas | marihuana | Narcomenudeo

La condenaron 3 veces por narcotráfico, salió de la cárcel y volvió a ser detenida por vender droga

Cuando los policías de Toxicología ingresaron a su domicilio, la mujer supo que iba a regresar al lugar donde pasó mucho tiempo de su vida: la Unidad Penal 6 de mujeres de Paraná por tres condenas por narcotráfico.

Para ocultar la prueba, se llevó a la boca varios envoltorios de nylon con un total de 22 gramos de cocaína. No los tragó, pero una parte se desprendió y se descompuso. Debieron internarla, pero luego se recuperó y le dieron el alta, aunque no volvió a su casa sino que quedó detenida en la Alcaidía. En las próximas horas, Claudia Bernal será imputada por narcomenudeo.

La paranaense de 54 años se encamina hacia una posible cuarta condena por venta de drogas. Tuvo en total cuatro causas por el mismo delito, fue absuelta en una y condenada en tres de ellas.

Esta vez, investigadores de la Dirección Toxicología recibieron el dato: Bernal y algunos de sus parientes siguen vendiendo droga en sus domicilios de Villa Mabel. La fiscal Paola Farinó abrió el legajo de investigación, se reunieron distintas evidencias y el Juzgado de Garantías autorizó los procedimientos para desbaratar, otra vez, las actividades delictivas del clan familiar.

Los efectivos comenzaron los tres allanamientos a las 19 del jueves y concluyeron llegada la medianoche. Fueron sobre calle Combatientes de Malvinas al 1.500, donde históricamente residió la familia Bernal. No hubo mayores inconvenientes, más allá del episodio en el cual la principal sospechosa quiso ocultar la droga en su boca porque no llegó a arrojarla por el inodoro, como suele suceder.

También se encuentran sospechados en la causa una de las hijas y el exmarido de Claudia, quienes no quedaron detenidos, pero no se descarta que los imputen por algún tipo de participación en la actividad delictiva.

La Policía secuestró diferentes cantidades de cocaína y marihuana fraccionadas para su comercialización, dinero en efectivo, un teléfono, una moto y elementos para el fraccionamiento de sustancias.

Claudia Bernal había adquirido notoriedad en 2015, cuando se desarrolló el juicio por el homicidio de su sobrino Miguel Alberto Solioz. Por el hecho, juzgaron a otro sobrino suyo, Jesús Marcos Mendoza, más conocido como Perpeto, quien fue absuelto. En su declaración, este hombre acusó a su tía de ser la autora intelectual del crimen. La mujer, por su parte, admitió que el conflicto que se daba en ese tiempo entre dos facciones de la gran familia era por una disputa relacionada a la venta de drogas.

Dejá tu comentario