Ciudad | coronavirus | fútbol | Gualeguaychú

La crisis del fútbol 5 desde adentro: pérdidas millonarias y desesperación

La situación es terminante, si no vuelven a abrir o no reciben ayuda del estado muchas quedarán en el camino. Complejos históricos y nuevos inmersos en la incertidumbre, y clubes que las necesitan como el agua para subsistir.

Por Rodrigo Peruzzo

Las ganas de jugar un fulbito con amigos es tan grande como la angustia de los dueños y concesionarios de las canchas de futbol 5 de la ciudad, que aguantan como pueden más de cien días cerrados.

Para simplificar las cuentas y que se tome real dimensión de las pérdidas, un turno en Gualeguaychú tiene el valor promedio de $1200. Van desde los $800 a los $1600 según sea para 5 vs 5, 6 vs 6 o 7 vs 7, además de las características de la cancha, en su gran mayoría en muy buen estado.

En estos cien días la pérdida por cada cancha superaría el medio millón de pesos.

La cantidad de turnos por día habitual es de cinco, por lo que la pérdida diaria de cada cancha arroja unos $6000. Es decir, que en estos cien días la pérdida por cada cancha superaría el medio millón de pesos.

Las salvedades que deben hacerse a estos cálculos, es que los días de lluvia las canchas abiertas no trabajan, y que los domingos suele mermar la cantidad de turnos.

luli principal.jpg
Enzo realizó cambios en la disposición del complejo adecuándose a los protocolos, pero todavía Provincia no habilita la vuelta de la actividad.
Enzo realizó cambios en la disposición del complejo adecuándose a los protocolos, pero todavía Provincia no habilita la vuelta de la actividad.

Siguiendo con las matemáticas, Enzo Ríos, encargado del histórico complejo “Luli” Ríos, indicó a ElDía que los gastos de mantenimiento de su predio rondan entre los 40 y 45 mil pesos, contando con la fortuna de no pagar alquiler. “Nosotros acondicionamos todo para empezar a volver”, contó Enzo a ElDía. Ordenaron el lugar de tal manera que no haya contacto entre un grupo y otro, además de disponer de alcohol en gel y demás cuidados, como lo establece el protocolo armado a nivel nacional por los complejos.

Protocolo Sanidad Complejos deportivos.pdf

Creo que todas las canchas ya podríamos abrir, al menos a la siesta con algunos turnos, para poder amortiguar los gastos”, opinó, y agregó que “yo además tengo un salón y tampoco puedo trabajar de eso”.

“Hoy no tengo cien mangos”

¿Te imaginás cómo es vivir sin tener ningún tipo de ingresos hace cuatro meses? Nicolás Rodríguez, dueño de Tercer Tiempo, atraviesa esa situación. “La estamos pasando muy mal, no tenemos ningún tipo de ayuda ni entrada de dinero, ni hablemos de las deudas por hacer el complejo o de todos los que han hecho mejoras que nunca imaginaron estar tanto tiempo parados”, describió.

Nicolás confesó que hoy no tiene “ni cien mangos”. “Todavía estoy tramitando un préstamo pero no sirve para mucho. Mi viejo es remisero, trabaja 12 horas por día y me está dando una mano. Así estoy viviendo, es desesperante”, relató con un nudo en la garganta.

tercer tiempo.jpg
Cuando Nicolás comenzó a invertir en Tercer Tiempo el dólar estaba a $45, hoy el blue cotiza a $129.
Cuando Nicolás comenzó a invertir en Tercer Tiempo el dólar estaba a $45, hoy el blue cotiza a $129.

El emprendedor gualeguaychuense, al igual que los propietarios de canchas de toda la provincia que hicieron pública una carta asegurando que “nos estamos fundiendo y a nadie le importa”, pretende que “se le ponga un poquito la mirada al deporte, no solo al fútbol 5 sino al resto, hay técnicos, profes, árbitros, dueños de gimnasios y tantos otros rubros que están en una situación extrema”.

Además, reclaman que la provincia delegue la facultad a cada municipio de habilitarlos. “Muchos departamentos no han tenido un solo caso y están cerrados, no se puede estar parados”, argumentó Nicolás.

Los clubes, en la cuerda floja sin las canchitas

No solo los privados se ven afectados por estar cerrados, los clubes también sufren una merma notoria en sus ingresos con las canchas cerradas. Defensores, Juventud e Independiente son algunos ejemplos.

ElDía conversó con Fernándo Bossi, tesorero de Defensores, quien brindó un dato contundente: Las dos canchas de fútbol 5 significan el 92% de los ingresos del club, que necesita por mes unos $215.000 para ser operativo. “Hay que pagar sueldos, cargas sociales, luz, cable, gas, seguro, alarma, tasas municipales y demás”, enumeró.

defe.jpg

Otro dato que brindó Fernando muestra que la crisis no comenzó con el coronavirus, sino que con respecto a octubre del año pasado (“fue un buen mes”), en noviembre recaudó un 30% menos, en diciembre 39% menos, un 54% en enero, 46% en febrero, 81% en marzo ya con la pandemia, y 100% menos en abril, mayo y junio, dónde no tuvieron ingresos.

Ya no tenemos espalda, la única forma es que el club trabaje, tenemos graves problemas para pagar los sueldos de los técnicos, profes y utileros”, lamentó el tesorero, que contó que “a principio de años hicimos reparaciones de la cancha de futbol 11, dimos vuelta la tierra, compramos semillas, mejoramos el riego, sembramos pasto de primera, tiramos camiones de arena y estábamos ilusionados en que quedara bien, pero todo esto nos perjudica”.

Además, el club necesita mantener el merendero en el barrio 338. “Le damos leche a los chicos, hay muchas necesidades”, afirmó Fernando.

defe 1.jpg
Las canchitas de fútbol 5 representan el 92% de los ingresos del club.
Las canchitas de fútbol 5 representan el 92% de los ingresos del club.

Por último, el dirigente lamentó que la habilitación del pádel sea sólo hasta las 20. “Teníamos una luz con las canchas de pádel y el municipio nos dice que podemos abrir hasta las 8 de la noche, cuando la mayoría de los turnos los teníamos después de esa hora”, expresó. “No le encuentro sentido a esa medida, ¿Qué diferencia existe con los restaurantes, o qué diferencia hay en jugar de noche o de día?”, se preguntó.

¿Cuándo podría volver el fútbol 5?

Lamentablemente, el panorama es incierto y la reapertura no está a la vista. ElDía consultó acerca del retorno del fútbol 5 al secretario de Poder Popular Adrían Romani, quien afirmó que “estamos en permanente comunicación con la secretaría de Deportes de la Provincia siempre con la intención de poder ir habilitando nuevas actividades deportivas”.

Contó que “estuvieron avanzando en la posibilidad de reabrir gimnasios pero la situación de los últimos casos en la provincia hizo poner un freno nuevamente”, y que “a esa realidad no escapan las canchas de fútbol 5 como así también otros deportes de conjunto”.

El funcionario lamentó que “la decisión es muy dependiente del nexo epidemiológico, qué es muy variable, y los deportes de contacto hoy son los más desfavorecidos”.

luli 2.jpg

“Por suerte los que se habilitaron en nuestra ciudad han actuado con muchísima responsabilidad y eso es un antecedente más que positivo que ojalá nos siga abriendo las puertas para que puedan habilitar nuevas actividades deportivas y sobre todas aquellas ligadas directamente a lo comercial”, destacó Romani, que agregó que “desde la municipalidad tenemos 7 canchas comerciales registradas que fueron a ver desde Deportes, y que han estado en permanente contacto para ayudarlos con el protocolo sanitario en un eventual retorno a la actividad autorizada por la provincia”.

Por otro lado, acerca del límite horario al pádel opinó que “el horario fue lo que acordamos al proponer el protocolo sanitario para poder abrir. Lógicamente en la medida que avanza el tiempo y el nexo epidemiológico nos marca una nueva oportunidad se podrá rever el tema de ampliar el horario, eso fue lo acordado con el COES Local”.

Si no abren en el corto plazo, ¿hay solución para evitar la quiebra?

Queda más que claro que la solución a todos los males sería la reapertura y que ésta no signifique ningún riesgo para la salud, pero las autoridades no consideran que el panorama actual sea seguro. Sin embargo, tampoco hay medidas alternativas para paliar la crisis de este sector, que es lo que más desesperación genera.

luli 3.jpg
<p><em><strong>Enzo:

" id="1019456-Libre-919254823_embed" />

Enzo: "Por la historia y por lo que representa el nombre de nuestro complejo es imposible que cerremos, vamos a aguantar"

Como posible solución transitoria, Enzo Ríos opinó (sin demasiada esperanza que se lleve a la práctica) que lo que aliviaría sería, al no poder trabajar, que no les cobren los impuestos. Fernándo Bossi aportó un paliativo sería “recibir ayuda económica de parte del estado para sostener los sueldos, ya que aún no recibimos nada a pesar de que gestionamos el ATP y la ayuda a clubes de barrio en el Ministerio de Deportes de la Nación”.

Adrián Romani aseguró que desconoce la posibilidad de que puedan recibir algún subsidio adicional o alguna ayuda especial. “Ojalá se pueda darle una mano a esa actividad comercial, cómo a todos los demás comercios que están a medio funcionar en estos tiempos de Covid-19”, deseó.

Fotos: Joaquin García y Santiago Burgos - ElDía.

Dejá tu comentario