Policiales |

La declaración de un testigo hundió al periodista que atropelló y mató a la agente de tránsito

Gustavo Martínez, el taxista que llevó a Eugenio Peppo y a sus amigos luego de que abandonaran el auto chocado no dejaron bien parado al acusado.

Gustavo Martínez, el taxista que llevó al periodista Eugenio Veppo hasta su vivienda después de que atropellara y matara a una agente de tránsito en el barrio porteño de Palermo declaró que no observó “nada extraño” y que los ocupantes del vehículo “no parecían estar nerviosos”.

Martínez fue llamado a declarar como testigo por la jueza subrogante Yamile Bernan, a cargo de la causa donde Veppo está imputado por homicidio simple con dolo eventual. El taxista fue identificado a partir de las cámaras de seguridad ubicadas en la calle Ruggeri al 2800, donde el periodista y productor televisivo abandonó el Volkswagen Passat con el que atropelló y mató a Cinthia Choque e hirió a Santiago Siciliano.

De acuerdo con el relato del taxista, los ocupantes del vehículo eran tres, y uno de ellos iba “recostado sobre una puerta, durmiendo”. “Los tres iban callados y no me pareció que estuvieran alcoholizados, no noté nada extraño”, sostuvo en declaraciones a los medios presentes. Luego, detalló que “no parecían estar nerviosos”.

Martínez se sentó en el asiento del acompañante y le indicó primero que fuera hasta Libertador y Monroe, pero una vez en el lugar le pidió que continúe hasta Manzanares y Libertador.

El taxista agregó que desconocía lo que había ocurrido, y relató que fue contactado tras el siniestro. “No miro los noticieros, yo la verdad que no tenía certeza de nada. Me la pasé todo el fin de semana preocupado a ver qué me había mandado yo, porque me estuvieron llamando de la radio y la operadora me decía que no me podía dar información”, contó Martínez.

Tras atropellar a los agentes de tránsito, Veppo manejó unas 12 cuadras a toda velocidad hasta que finalmente abandonó el vehículo sobre la calle Ruggeri, en doble fila y con los vidrios bajos.

Embed

CAMBIO DE CARÁTULA

El lunes por la tarde la situación de Veppo se complicó aún más, cuando la jueza subrogante Bernan modificó la carátula de la causa y lo imputó por homicidio simple con dolo eventual y lesiones graves, un delito que prevé una pena de entre 8 a 25 años de prisión, y por la que sería complejo llegar al juicio en libertad.

El periodista y productor televisivo que trabajó en Canal 13 y C5N y en la actualidad era empleado del área de prensa del Registro Nacional de Datos Genéticos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Dejá tu comentario