Mundo |

La ecologista de 16 años que dejó perplejos a los congresistas estadounidenses

"Basta de inacción", reclamó la sueca Greta Thunberg ante demócratas y republicanos en Washington, a quenes imploró que tomen "acciones reales" para impedir un desastre medioambiental.

La joven activista sueca Greta Thunberg pidió este miércoles a los miembros del Congreso estadounidense que se ahorren sus elogios y actúen antes de la catástrofe del cambio climático: "No queremos sus elogios ni ser invitados para escucharlos decir que somos geniales y una fuente de inspiración. Ahórrense todo eso si después no hacen nada", dijo Thunberg con una dureza inesperada por la audiencia. Cuando un senador la desafió pidiéndole propuestas, su palabra fue todavía más dura. "No deben pedirme respuestas a mí, solo soy una estudiante", dijo. "Se las deben a pedir a los expertos, a los científicos, son ellos a quienes deben escuchar". "Basta de inacción. Es a la ciencia a quien deben escuchar", ratificó Thunberg mirando fijamente a demócratas y republicanos. Citó el informe de GIEC, un grupo de expertos internacionales sobre el clima, que advertía en 2018 que para contener el calentamiento climático, las emisiones de CO2 tenían que reducirse 45% mucho antes de 2030 y que el mundo debería adquirir la neutralidad de carbono en 2050. Thunberg contó que conoció gente cuyos barrios enteros fueron destruidos por catástrofes naturales "acentuadas por la crisis climática" y advirtió: "esto no hará más que empeorar si postergamos nuestro accionar". "No se trata de posturas políticas sino de ciencia" declaró la adolescente, cuya inquietud por el futuro del planeta comenzó a sus ocho años, y le provocó depresión. Más tarde fue diagnosticada con síndrome de Asperger, síndrome obsesivo compulsivo y mutismo selectivo.

Thunberg inició las huelgas estudiantiles de los viernes para presionar a los líderes políticos a que actúen contra el cambio climático y llegó a Estados Unidos en un velero para no contribuir a las emisiones de carbono. Otros tres activistas participaron de la audiencia con discursos apasionados: Jamie Margolin, Vic Barrett y Benji Backer. "Es inútil que sigan diciendo que tenemos por delante un futuro radiante. El planeta está cerca del colapso", dijo Margolin, de 17 años, oriunda de Seattle. "La verdad es que mi generación heredó un planeta que se derrumba", sentenció. Backer, quien se describió como un conservador, se dirigió directamente al presidente Donald Trump, que retiró a Estados Unidos del acuerdo de París sobre el Clima: "Señor Trump. La ciencia sobre el clima está fundada, no es una farsa". "A nuestra generación no le importa la política alrededor del cambio climático. Solo queremos respuestas realistas", añadió Backer, justo antes de que el mandatario anunciara que revocará la potestad de California de fijar sus propias normas para restringir los emisiones contaminantes de los autos.

Los legisladores republicanos y demócratas de la Cámara Baja aplaudieron el compromiso de los jóvenes activistas y expusieron sus diferencias sobre el tema. Garret Graves, número dos de la comisión sobre crisis climática, dijo estar de acuerdo en la "necesidad de actuar de manera tajante" y afirmó que era fundamental asegurarse que se está "avanzando en función de los hechos". Él y otros republicanos enfatizaron que China, la segunda economía más grande del mundo, tenía que tomar medidas dramáticas para detener sus propias emisiones de carbono. Thunberg llegó la semana pasada a Washington con una agenda apretada que incluyó una protesta frente a la Casa Blanca, reuniones con senadores estadounidenses y líderes indígenas. Su agenda incluyó una reunión con el expresidente Barack Obama, que la alabó como "una de las grandes defensoras" del planeta, y la recepción del premio "Embajadora de Conciencia" de la ONG Amistía Internacional. La activista viajará próximamente a Nueva York para participar de una marcha gigante que buscará presionar a los dirigentes del mundo que participarán de la cumbre sobre el clima de la ONU el 23 de septiembre.

Dejá tu comentario