Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad |

La escuela "El Vagón" le cambió la cara al barrio con una importante donación

La Escuela Privada Nº 47 San José está ubicada en Camila Nuevas y Goldaracena. De lucir un paredón lleno de humedad, a una fachada digna de una escuela. Agradecieron a quien realizó una significativa donación con la que se concretó la inversión.

La escuela “El Vagón” es muy reconocida en la ciudad. Justamente utilizaban un vagón improvisando aulas, por lo que el apodo le quedó durante años.

La primera estructura de ladrillos también se improvisó en una vieja casona y luego comenzó a crecer.

ElDía visitó la escuela y entrevistó a Gabriela Huck, directora de la institución quien contó que la donación la realizó Susana Siboldi, una gualeguaychuense que desde hace varios años vive en Estados Unidos, y desde hace un largo tiempo que viene realizando importantes aportes.

“Cada tanto visita la ciudad porque tiene familiares acá. Seguramente se debe haber acercado a la escuela a través de la Parroquia de Fátima, porque esta institución depende del Obispado”, contó la Directora.

A la Escuela El Vagón, como es conocida de manera popular, asisten 100 alumnos de la zona entre salas de jardín y nivel primario.

Escuela Vagón DESPUÉS.jpg

“Con esta importante donación de Susana pudimos hacer todo el frente de la escuela. También fue gracias a Alicia Bianchi que es nuestro ángel de la guarda protector. Ella fue mucho tiempo la apoderada de la escuela y hoy sigue colaborando y aunque no le gusta mucho que la nombremos, es importante agradecerles a ambas”, contó Gabriela Huck en el patio de la querida escuela.

También detalló que “con donaciones de la señora Siboldi arreglamos una salita de jardín que estaba en muy malas condiciones e hicimos nuevos sanitarios que quedaron impecables. Es decir, que en las instalaciones internas también invertimos dinero”.

En cuanto a la comunicación a la distancia que mantienen con Susana Siboldi, la Directora contó que “cuando ella quiso saber de la escuela, le mandamos fotos y no podía creer cómo estaba el frente. Ahora cambió un 100% y los chicos vienen felices, los papás lo ponderan. Le cambió la cara no sólo a la escuela, sino a todo el barrio. Ahora la miramos y sí tiene fachada de escuela, bien pintada y hasta con nuestro propio cartel”.

Escuela Vagón ANTES.jpg
El frente de la escuela antes de la intervención
El frente de la escuela antes de la intervención

“Antes era un paredón muy afectado por la humedad porque esta es una zona inundable; ahora quedó espectacular”, dijo Huck yagregó: “Este trabajo lo terminaron en menos de un mes; hicieron el nuevo revoque y toda la pintura. Queremos agradecerle además a la pinturería Helcías que realizó un importante descuento”.

También colocaron un nuevo portón de ingreso y ahora continuarán arreglando las veredas.

Educar en pandemia

La nueva normalidad en las aulas obligó a todas las escuelas a aplicar protocolos de trabajo. Al llegar a la escuela, un cartel indica que es obligatorio el ingreso con tapaboca o barbijo. Además se toma la temperatura al visitante con un termómetro digital y se coloca alcohol en las manos.

“En la pandemia estamos trabajando bajo los protocolos que nosotros mismos diseñamos y todo está saliendo muy bien. Sólo hemos tenido algunas personas aisladas, pero por contactos estrechos y un positivo en nivel inicial”, dijo la Directora y detalló que “el Estado paga los sueldos de todos los docentes porque es una escuela pública de gestión privada, pero es no arancelada; es decir, que los alumnos no pagan una cuota para venir. Nos manejamos con algunas donaciones, y en oportunidades hacemos venta de pastas para recaudar fondos”, concluyó.

Dejá tu comentario